Escuchar este artículo

Drama de una familia causado por motociclista

Lunes, 24 de Agosto de 2020
El hombre que atropelló al niño, en el barrio Ospina Pérez, se detuvo a insultarlo y luego huyó, según testigos.

Una tarde de juegos y diversión entre dos niños vecinos en el barrio Ospina Pérez, fue interrumpida por un accidente de tránsito que dejó a Dylan Posada Verano, de 10 años, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Erasmo Meoz, con una fuerte lesión en el cráneo.

La mamá del menor, oriunda de Bogotá, dijo que mientras ella dejó a su hijo con su amigo y regresó al patio de su casa a extender una ropa, ocurrió el lamentable hecho. 

La familia del pequeño, que fue embestido por un motociclista y que huyó sin brindarle atención, aseguró que no entiende por qué el conductor en vez de ayudar al niño lo que hizo fue detenerse a insultarlo.

“Un testigo nos dijo que el señor de la moto se detuvo más adelante de donde atropelló a mi hijo, volteó la cara y empezó a insultarlo y a decirle groserías y luego escapó”, explicó la mamá de Dylan.

Lo que recuerdan algunos vecinos es que la motocicleta venía pasando a alta velocidad.

La familia recorrió el lugar en busca de videos de las cámaras de seguridad, ubicadas alrededor para poder iniciar un proceso judicial contra el responsable.

“Tenemos unas imágenes de un señor que estamos analizando. Esperemos que resulta de todo esto”, dijo la mujer.

Sin embargo, una cámara que está ubicada en el punto del accidente, al parecer, no registró el impacto.

La angustiada madre recordó que minutos después del hecho, los vecinos les ayudaron a trasladar al menor en un carro particular inicialmente a la Unidad Básica del barrio Comuneros, desde donde fue remitido al hospital.

Según la mujer, cuando los médicos le practicaron algunos exámenes a su hijo, se percataron de que tiene el cráneo fracturado y le alcanzó a ingresar aire al cerebro. Ello generó una inflamación que deben controlar.

“Está delicado, pero lo importante es que tiene movilidad en el cuerpo”, dijo ella.

Asimismo, han tenido que buscar donantes de sangre, porque el menor ha perdido gran cantidad.

“Es difícil ver al amiguito con el que estaba esa tarde, llorando y pidiendo que le dejemos donar sangre para ayudar a Dylan”, dijo la mamá de la víctima.

Por ahora, los familiares del menor de edad quieren que se encuentre al responsable y le piden a la Policía Metropolitana que les ayude.

Image
La opinión
La Opinión