Escuchar este artículo

Duro golpe a contrabandistas de carne en sector de San Faustino

Martes, 27 de Junio de 2017
20 reses diarias sacrificaba la banda para la venta en Cúcuta.

El martes no fue un día normal para muchos vendedores de carne en la Central de Abastos de Cúcuta (Cenabastos) ni en la Nueva Sexta, pues este producto no llegó en grandes cantidades, como de costumbre. 

La razón tiene que ver con el más reciente operativo adelantado por la Policía en asocio de la Fiscalía, en el que se propinó un duro golpe a la mayor red de contrabandistas de carne, que, según las autoridades, tenía gran parte de su centro de comercialización en estos dos puntos, donde están las mayores plazas de mercado de la capital nortesatandereana. 

Esta organización sacrificaba a diario  20 reses que traían de Venezuela, pasándolas por el corregimiento San Faustino y las vendía en Cúcuta.

Le puede interesar: Incautan 1.870 kilos de carne de cerdo en vía a San Faustino

Entre el lunes y la mañana de ayer, investigadores de la Sijín y la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) lograron capturar a 11 miembros de esta banda, que había expandido sus tentáculos desde hacía más de una año. “No solo se tomaron esos sitios, sino también se creían los dueños de los sectores El Cerrito, San Gerardo, Santa Cecilia y San Faustino, pues era por donde movilizaban sus vehículos para traer la carne hacia los centros de acopio”, indicó una fuente judicial.

Cómo cayeron

A partir de esas pesquisas y de recopilar testimonios, videos e interceptaciones telefónicas, la Policía logró que la Fiscalía consiguiera el aval de un juez para llevar a cabo ocho allanamientos y las once capturas de los integrantes de esta red de contrabandistas.

Las autoridades están seguras que la banda está conformada por al menos 30 miembros, está tan bien estructurada que tienen camionetas, camiones y motocicletas para movilizar no solo carne de contrabando sino también combustible.

“Todos esos vehículos que ha decomisado la Polfa por ese sector pertenecen a esta red, además, cuentan con motos para que los ‘moscos’ (vigilantes) se muevan y les avisen si hay Policía o no. Ellos estaban muy bien estructurados. El golpe que le acabamos de dar al contrabando es muy duro y esperamos que no se recuperen tan rápido”, afirmó la fuente judicial.

El lunes, hacia las 3 de la madrugada, se inició la operación que culminó ayer en la mañana, con la captura del integrante número 11, aunque aún faltan muchos más. Las autoridades esperan que la banda sea desarticulada en su totalidad, antes de terminar el año.

Los cabecillas

Las autoridades explicaron que entre los capturados están Miguel Bayona, quien es el dueño de un reconocido establecimiento de venta de carne en Cenabastos, Deivis Araque, Victor Hugo Rueda y José Leonardo Navarro, señalados de ser los cabecillas de la banda de contrabandistas.

A los 11 detenidos les están imputando los delitos de concierto para delinquir con fines de contrabando, violación de medidas sanitarias, asonada, corrupción de alimentos, violencia contra servidor público, daño en bienes del estado y en bien ajeno.

Ayer, al cierre de esta edición, seguía la audiencia concentrada, donde les definirán la situación jurídica a cada uno de los aprehendidos.

Ataques desmesurados

La caída de este ‘imperio’ del contrabando, responsable de muchos de los enfrentamientos que se generaban la zona de San Faustino cada vez que las autoridades adelantaban operativos, empezó el 19 julio del año pasado, cuando en la vía que lleva al corregimiento San Faustino, metros más abajo de la Penitenciaría de Cúcuta, se presentó un altercado entre un grupo de contrabandistas y miembros de la Policía.

Todo se dio por cuenta de un operativo que las autoridades aduaneras habían hecho horas antes, donde decomisaron gran cantidad de combustible y carne, que venían de manera ilegal desde Venezuela.

La protesta dejó un bus de la empresa Copetran y una patrulla de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) quemados, además de varias personas lesionadas, entre ellos algunos uniformados de esa institución. Ese día, ese sector del norte de la ciudad se paralizó por cerca de tres horas.

Pero las protestas no pararon ahí; cada vez que las autoridades aduaneras hacían alguna acción, se presentaban alteraciones del orden público a tal punto que si esa banda de contrabandistas quería, quemaban algunos vehículos o simplemente atacaban a los uniformados o cualquier persona que llegara a ese sector sin previo aviso.

“En agosto, la Sijín junto con la Fiscalía abrió una investigación por contrabando, terrorismo, daño en bienes del Estado y asonadas, pues ya no era solo ataques a la fuerza pública, sino que arremetían contra cualquiera que pasara por ahí y no viviera en esa zona o no fuera a comprarles combustible o carne”, sostuvo la fuente.

Tales fueron los ataques que esta banda hizo, que en esa zona se han presentado algunos muertos a raíz de los altercados. “Ellos son los responsables de la muerte de una señor que golpearon con una piedra. Unos investigadores de la Sijín también fueron golpeados por ellos, además, hubo varias personas lesionadas a bala. Sabemos que ellos delinquían con el Clan del Golfo”, manifestó la fuente.

Image
La opinión
La Opinión