Escuchar este artículo

El descaro de la disidencia de las Farc en Tibú

Martes, 5 de Julio de 2022
Esta organización criminal se mueve tranquilamente en las camionetas que le ha robado a los esquemas de seguridad de la UNP.


Lo ocurrido la noche del sábado en algunos sectores del casco urbano de Tibú, donde más de 15 hombres fuertemente armados, vistiendo prendas de uso privativo del Ejército, con sus caras ocultas con pasamontañas y requisando a las personas que se encontraban en unos billares y establecimientos de rumba, especialmente por los alrededores del parque principal de esta población del Catatumbo, deja un mensaje claro: la disidencia del Frente 33 de las Farc es la que impone las leyes en esa región de Norte de Santander.

En varios videos que circularon por redes sociales se puede ver a los hombres de ‘Jhon Mechas’, jefe máximo de esa organización criminal, llegar a esos establecimientos que están en el centro del municipio a revisar a las personas que están ahí y a ponerle orden a la rumba desmedida que se da los fines de semana.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


“Eso es una vergüenza para las autoridades de esta población. Cómo es posible que esos bandidos sean los que están haciendo eso, cuando debería ser la Policía y el Ejército. Eso también demuestra que en el municipio no tenemos Alcalde”, aseguró un habitante de Tibú, que pidió reserva de su identidad, por el miedo que siente por lo que está pasando.

Según se conoció, ese grupo de la disidencia de las Farc comenzó hacer de las suyas el sábado, hacia las 9:00 de la noche, y se movilizó por diferentes puntos del centro de Tibú en cuatro camionetas blindadas que pertenecerían a empresas contratistas de la Unidad Nacional de Protección (UNP), que fueron rabadas a los esquemas de seguridad, y también iban cuatro motocicletas.

Sin importar que estaba lloviendo, los hombres armados llegaron a varios locales, se bajaron, requisaron a las personas, les pidieron las cédulas y luego de ordenar que bajaran el volumen a la música, se fueron tranquilamente.

Algunas personas de esa población señalaron que el domingo hacia el mediodía habrían visto a otro grupo de la disidencia haciendo control por los alrededores del parque principal. Las autoridades trataban de confirmarlo, ayer.
 

Image
Los hombres de la disidencia se están transportando tranquilamente en las camionetas que se han robado.


“Eso no tiene carta de presentación. Cómo es posible que esos grupos ilegales hacen lo que quieren en Tibú, donde hay Policía y Ejército y casi todos los días dicen que van aumentar el pie de fuerza. Aunque acá ya es normal ver a la disidencia o al Eln haciendo ese tipo de control, ellos son los que imponen las leyes y normas”, comentó otro habitante de esa población.

Luego de conocerse lo sucedido durante el fin de semana en este municipio del Catatumbo, ayer, en la mañana, se convocó a otro consejo de seguridad extraordinario, en el que las autoridades militares, civiles e instituciones defensoras de derechos humanos volvieron a insistir en aumentar las medidas de seguridad y dejar por fuera del conflicto armado a la comunidad.


Le puede interesar: Las historias de los ‘exparas’ que están acabando a bala


Se conoció que en dicha reunión hubo momentos de tensión, porque los representantes de la Fuerza Pública se quejaron argumentando que no tienen colaboración por parte de la población civil, a lo que las organizaciones de derechos humanos indicaron que la comunidad debía estar por fuera de esa situación, pues siempre termina siendo víctima.

Además, hubo inconformismo al ver que los integrantes de la disidencia de las Farc se están movimiento tranquilamente por el municipio en esas camionetas que fueron robadas y que existen denuncios, dejando entrever que no hay acciones por parte de la Policía y el Ejército para recuperar los automotores y capturar a quienes van en ellas. 

Un manto de incertidumbre

El personero de Tibú, Jhon Ascanio, se mostró preocupado por lo sucedido e indicó que eso deja un manto de incertidumbre entre la comunidad.

“Conocimos sobre esa acción de uno de los actores ilegales que opera en el municipio, que hizo presencia en el casco urbano, al parecer, haciendo ‘control’, provocando mucha incertidumbre y miedo entre los habitantes”, sostuvo el funcionario, pero no quiso comentar más, pues indicó que eso le corresponde hablar es a las autoridades policiales y militares.

Durante varios minutos los hombres de la disidencia hicieron de las suyas.

‘Estamos como en las peores épocas’

El defensor regional del Pueblo, Jaime Marthey, se mostró muy preocupado por lo sucedido y le hizo un llamado a las autoridades para que estén más pendientes de lo que está pasando en Tibú y a la vez les pidió a los grupos armados ilegales dejar por fuera del conflicto a la población civil.

“Que las autoridades garanticen de una vez por todas los derechos de la población civil. No es posible que la comunidad sea objeto de una requisa, prácticamente de un hostigamiento como eso, generando zozobra e incertidumbre en pleno casco urbano”, sostuvo el funcionario.

Añadió: “no están siendo atendidas las recomendaciones de las Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo. No se está viendo el trabajo articulado de todos los organismos de seguridad del Estado y no se puede ‘tapar el sol con las manos’, acá no se puede decir que todo está bien; nada está bien en esa zona, decir que allá no pasa nada y que está todo controlado, es posar de ilusos. La inseguridad está totalmente desbordada en Tibú”.

‘Esos bandidos son cobardes’

El general Omar Sepúlveda, comandante de la Segunda División del Ejército, aseguró que quienes ordenaron y llevaron a cabo esas acciones del fin de semana son conocidos con los alias de ‘Roque’, ‘Lalo’ y ‘Richard’, quienes serían los jefes de las milicias en Tibú.

“Con las tropas estamos buscando a estos bandidos que ya tienen orden de captura. ‘Roque’ está implicado en el homicidio de un menor de edad y otro joven, en un hecho registrado el año pasado, que fue muy sonado”, indicó el oficial.


Lea también: Así explotaban sexualmente a menores de edad en Cúcuta


Agregó: “esa incursión del sábado la hicieron en unos barrios del norte de ese municipio, aprovechando que las tropas del Ejército y la Policía están en otro sector. Esos bandidos entran por la parte rural, por una trocha, hacen el show de salir a requisar y mostrarse con el armamento, para grabarse”.

Según el alto mando militar, todos esos hombres iban encapuchados, porque no querían que los identificaran, pues viven en el casco urbano. “Esos bandidos son de ahí mismo y se tapan las caras para que no los judicialicemos de una vez”.

El general Sepúlveda indicó que esos integrantes de la disidencia no demoraron más de 7 u 8 minutos en esos sitios. “Ellos hacen eso, se graban y vuelven a salir por el mismo lado que llegaron por la zona rural. Van y se esconden, dejan el armamento en sus casas y salen tranquilamente en moto. Cuando las tropas llegaron a buscarlos, ya se habían escondido”.

Añadió: “ellos con eso quieren mandar un mensaje de que son fuertes, pero la verdad es que son miedosos. Eso demuestra la cobardía que tienen para enfrentar a la tropa, pues saben que cada vez que se muestran los capturamos, como ya ha pasado”.


Lea aquí: Golpe al 'negocio' de explotación sexual de niñas en Cúcuta


El alto mando militar también aseguró que la articulación entre todas las autoridades va a ser más fuerte y será fortalecido con unas líneas de judicialización y recompensas para obtener mucha más información que lleve a la captura de los integrantes de esas organizaciones criminales que delinquen en Tibú.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda