Escuchar este artículo

El desenlace fatal de dos jóvenes que tiene bajo el miedo a Tibú

Lunes, 11 de Octubre de 2021
Quienes detuvieron a las víctimas deben presentarse ante la Fiscalía.

El asesinato, a manos de presuntos miembros de la disidencia del frente 33 de las Farc, de un adolescente de 16 años y de otro joven, que aún no ha sido identificado, luego de ser señalados de robar en un local de ropa en Tibú, ocurrido la mañana del viernes, sigue rodeado de miedo, incertidumbre y rechazo.

Y es que quienes participaron en la detención de las dos víctimas, hoy están siendo buscados por las autoridades judiciales para que respondan penalmente por lo ocurrido o ayuden a identificar a los homicidas.

Lea también: Señalados de robar, aparecieron muertos en Tibú

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, invitó a las personas que quedaron registradas en varios videos aficionados, reteniendo a los dos jóvenes, que posteriormente fueron asesinados, que se presenten en la Fiscalía para que aclaren la situación.

“Si son víctimas de amenazas o testigos, que se acerquen a la Fiscalía y si es el caso, el Estado colombiano les brinda protección a través del programa de protección a testigos”, dijo el oficial.

Este hecho deja ver el descaro con el que actúa esa organización criminal, aplicando la pena de muerte, que está prohibida por la justicia colombiana, en esa población del Catatumbo, que está a menos de tres horas de Cúcuta, y que a pesar de estar los comandos de la Fuerza de Tarea Vulcano y del distrito 4 de la Policía de Norte de Santander, no hay medidas contundentes para evitarlo.

El menor de edad asesinado fue identificado por sus familiares. Los dolientes aseguraron que viven en Maracaibo (Venezuela), y ayer eran esperados en Tibú, para que tomaran contacto con las autoridades y pudieran retirar el cadáver. La otra víctima continúa sin ser identificada.

Los dos hombres llegaron armados y se llevaron a los jóvenes.

Circuló otro video

Las declaraciones del comandante de la Policía de Norte de Santander; del defensor regional del Pueblo, Jaime Marthey; de la secretaria de Gobierno Departamental, Taíz Ortega Torres, y hasta de organizaciones defensoras de derechos humanos, así como la recompensa ofrecida de hasta $100 millones para capturar a los responsables del doble homicidio, llevaron a que tres hombres que detuvieron a los jóvenes, circularan un video en el que aseguran que ellos no tienen nada que ver con el hecho de sangre.

“Estamos acá grabando este video para demostrarles a las autoridades las falsas acusaciones que nos están haciendo… Lamentablemente hicimos lo que pudimos por ellos y dejamos en claro que ninguno de los comerciantes o de la comunidad golpeamos a esos muchachos o los maltratamos y mucho menos yo, que era el que estaba resguardando por la vida de ellos”, sostuvo uno de los hombres que aparece en el video que circuló el sábado por algunas redes sociales.

Le puede interesar: Se robaron los carros y motos del parqueadero de la Fiscalía en Tibú

Sin embargo, en manos de las autoridades hay una grabación en la que se observa que al menor y a su acompañante les amarraron las manos y les pusieron unos letreros que decían “ladrones”, también se escucha cuando dicen que los iban a pasear por toda la zona comercial de Tibú para que la gente los observara y si querían hacerles videos o fotos, lo hicieran, pues querían darles un escarmiento.

Aunque siempre aseguraron que se los entregarían a las autoridades, en este caso a la Policía, para que los procesara judicialmente por el supuesto hurto que habían cometido.

No les salió el plan

Cuando se disponían a sacarlos del local donde los habían atrapado, aparecieron dos hombres, uno vestido con yin y buzo rojo y otro de yin y camiseta negra, portando armas, que les obligaron a entregarles a los dos jóvenes.

"Incluso ofrecí mi vida en el momento de que hubo el primer forcejeo, cuando ellos (disidencia) vinieron a llevárselos. En el segundo intento ya para llevárselos, no pudimos hacer nada, porque nos llegaron con armas en mano", aseguró una de las tres personas que sostienen que nada tuvieron que ver con ese doble homicidio.

Uno de los hombres llegó y enfrentó a la comunidad.

Ese momento también quedó grabado en unas cámaras de seguridad, donde se observa cuando los desconocidos les apuntan a la cabeza a las víctimas para que caminen hasta donde habían dejado unas motos y se las llevaron.

Minutos más tarde, al adolescente y al otro joven los dejaron muertos en la salida de Tibú que conduce a El Tarra. En ese sector conocido como Barrio Largo, los asesinaron de varios disparos en la cabeza.

El mismo hombre que aparece en el video del sábado, afirma que llamaron en repetidas oportunidades a la Policía para que llegara a aprehender al menor de edad y a su cómplice, pero no les respondieron.

Además, hay personas que señalaron que los hombres armados pasaron por el frente de la estación de Policía con las dos víctimas, sin que hubiese una reacción por algún uniformado.

A raíz de todo esto, esas personas que detuvieron a los jóvenes y que pretendían entregárselos a las autoridades por el robo, hoy están asustadas, porque saben que por un lado tienen a las autoridades buscándolas y por el otro, ese grupo armado ilegal podría tomar represalias contra ellas.

Lea también: Las secuelas de una herida en un procedimiento militar

Sin embargo, el comandante de la Policía de Norte de Santander insistió en que, hasta el momento, todas las personas involucradas en este hecho son objeto de investigación por parte de las autoridades.

“No es posible que asesinen a dos personas y todo quede así. Sigue en pie la recompensa de hasta $100 millones por la información que lleve a la captura de los responsables de este hecho”, dijo el coronel Martínez.

En este video se ve cuando los jóvenes estaban en el local de ropa.

Los responsables

Aunque la Policía no ha querido hablar abiertamente sobre quién está ordenando los asesinatos en Tibú, La Opinión ha logrado establecer que las autoridades tienen identificados a dos líderes de la disidencia.

Se conoció que las autoridades están tras la pistas de ‘Richard’ y ‘El Diablo’, presuntos miembros de la disidencia del frente 33 de las Farc, que delinquen en Tibú, y que se encargarían de cometer homicidios en esta población del Catatumbo.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas