Escuchar este artículo

El fin de Pácora, heredero de Megateo en Los Pelusos

Viernes, 27 de Septiembre de 2019
El máximo jefe del reducto del Epl murió en una operación del Ejército y la Policía en Las Mercedes.

La suerte de Luis Antonio Quiceno Sanjuan, conocido como Pácora, máximo cabecilla de Los Pelusos o Epl en Norte de Santander, se empezó a fijar, desde febrero, cuando el gobierno del presidente Iván Duque, ofreció una recompensa de hasta $2.000 millones, por la información que permitiera llegar a su ubicación. 

Este jueves se conoció que Quiceno presuntamente murió en una operación que adelantaron uniformados de las Fuerzas Especiales de la Segunda División del Ejército y miembros de la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) de la Policía, en el corregimiento Las Mercedes, zona rural de Sardinata.

Le puede interesar Pácora, líder de Los Pelusos, murió en un operativo en Las Mercedes

Pácora estuvo al servicio de Los Pelusos durante al menos 24 años. Era respetado dentro de la organización por liderar las acciones contra la fuerza pública.

Quiceno era considerado como un heredero de Víctor Ramón Navarro Serrano, Megateo. Además, libró una disputa con Reinaldo Peñaranda Franco, 'Pepe', otro de los cabecillas de Los Pelusos, quien fue capturado en el Cesar.

El acercamiento

A inicios de agosto, extraoficialmente se conoció que soldados de la Segunda División del Ejército, adelantaron una operación cerca de Las Mercedes, donde presuntamente Pácora había resultado herido, tras ser impactado por un francotirador.

Le puede interesar Pugna de Los Pelusos que asusta a Puerto Santander

“Luego de los disparos del francotirador, se desencadenó un enfrentamiento, donde habrían muerto otros tres integrantes de Los Pelusos”, señaló una fuente que pidió no ser identificada, en ese momento.

Aunque el sector que está cerca al corregimiento Las Mercedes fue rodeado por personal y aeronaves del Ejército y la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), las autoridades no hallaron ningún rastro de Quiceno.

“Se conoció que Pácora estaba muriendo, por la interceptación de unas comunicaciones. Esos delincuentes comenzaron a pedir ayuda para atender al cabecilla, pero aunque se buscó por toda la zona, no se encontró nada”, dijo la misma fuente.

En ese momento se conoció que Pácora habría salido de San Pablo (Teorama) donde tenía su fortín, para ir a la cacería de un grupo de sus hombres que estaría desobedeciendo sus órdenes y se habría unido al Grillo, otro de los cabecillas.

“Pácora iba en busca de esos hombres que ya no quieren estar bajo su mando, para enfrentarlos y matarlos a todos. La información la conoció inteligencia militar, pero la manejaron desde Bogotá, por miedo a que se filtrara”, contó otra fuente extraoficial.

La Policía de Norte de Santander había pedido la ayuda de la comunidad para ubicar el escondite de Quiceno, señalado de ser responsable de cometer homicidios selectivos a líderes sociales e integrantes de las extintas Farc en el Catatumbo. 

Lea también Pácora estaría entre la vida y la muerte

Asimismo, se conoció que Pácora tenía orden de captura por los delitos de homicidio, concierto para delinquir,  tráfico de armas, desplazamiento forzado y secuestro.

La noche de este jueves se esperaba que el cadáver de Pácora fuera trasladado en un helicóptero a las instalaciones de la Trigésima Brigada del Ejército, donde, al parecer, las autoridades adelantarían la inspección técnica del cuerpo.

Sin embargo, ni el Ejército ni la Policía entregaron detalles de la operación.