Escuchar este artículo

El 'plan perfecto' para asesinar a reconocido comerciante de juguetes de Cúcuta

El sicario huyó con rumbo al canal de Cuberos Niño.

El asesinato de José María Contreras Celis fue tan bien planeado, que el sicario sabía perfectamente cuál sería la ruta que él tomaría en su camioneta Toyota Runner, de placas CUT-642, para esperarlo y cumplir con su objetivo: matarlo de varios disparos.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Y así fue. El miércoles, hacia las 6:30 p. m., un hombre, que se movilizaba en una moto Suzuki GN, se estacionó en la esquina de la avenida 6 con calle 14, del barrio La Cabrera, a que pasara su víctimas.

Diez minutos más tarde, cuando el desconocido vio venir la camioneta blanca, se paró frente a su moto y al ver que el conductor frenó para darle pasó a un vehículo que bajaba, se le acercó y sin importar que tenía el vidrio de la puerta arriba, sacó un arma y le disparó en tres oportunidades.

Una vez cometió el hecho y sin importar que había una gran cantidad de personas a esa hora, comiendo en los diferentes negocios que hay en el sitio, se subió a la motocicleta y emprendió la huida por toda la avenida 6 hasta llegar al canal de aguas lluvias y de ahí subió con rumbo a Cuberos Niños.

Luego de los tiros y de que el pistolero se marchara, en el sitio todo fue confusión e incertidumbre. Una veintena de curiosos rodeó el vehículo y uno de ellos abrió la puerta del chofer para verificar si estaba vivo. En ese momento nadie se atrevió moverlo, solo veían que José María Contreras daba sus últimos suspiros.


Lea: Asesinan a una mujer en Barrio Blanco, de Cúcuta


En ese momento, una patrulla de la Policía llegó y un par de uniformados con otros curiosos de inmediato bajaron a la víctima del automotor y la subieron al platón de la camioneta oficial, trasladándola a la Unidad Básica de Puente Barco, pero minutos después falleció.

“Yo pensé que era pólvora porque se asomaba diciembre, cuando vi fue que habían matado a un señor que iba manejando una camioneta costosa. De los nervios no pude pararme de la silla, rece para que una bala perdida no me diera”, dijo una residente de La Cabrera.

Los policías que se quedaron custodiando la escena, de inmediato despejaron los alrededores de la camioneta y acordonaron, mientras que comenzaron a recopilar información sobre cómo se dio el ataque armado.

 
Así sucedió todo

Cuando llegaron los funcionarios de la Policía y del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) hasta la zona fueron recopilando los detalles del crimen así como la identidad de la víctima: José María Contreras Celis, el dueño de dos jugueterías en la zona céntrica de Cúcuta.

Luego, los investigadores se enteraron de que el asesino habría permanecido parado en esa esquina varios minutos. Para confirmar esa versión las autoridades están analizando los videos de las cámaras de seguridad de la zona.

 

Empleados y familiares llegaron a la escena

Unos empleados y familiares de la víctima, llegaron hasta el sitio llorando y preguntando por lo sucedido. Al saber que el cadáver de José María estaba en el centro asistencial se trasladaron para allá.


Entérese: Ataque sicarial en el barrio La Cabrera, de Cúcuta


Los seres queridos se acercaron a la camioneta y constataron que en la parte de atrás había unas cajas con  juguetes, pidiéndoles a las autoridades que unos empleados de las jugueterías las sacaran.

Los peritos forenses recopilaron tres vainillas de calibre nueve milímetros, que serán analizadas para identificar al asesino.

 

‘Un hombre trabajador’

En medio de las lágrimas, un familiar le contó a La Opinión que José María Contreras era un hombre trabajador que desde joven se dedicó al comercio, llegando a montar sus dos locales de venta de juguetes.


Conozca: Amaneció muerto a un costado de un canal


“Él siempre era un señor con todos, no se metía con nadie. Estaba pendiente de uno y lo que necesitáramos. Con los empleados era amable y un buen patrón… Era un aficionado a los gallos”, indicó el allegado.

 

Gobernador tomará cartas en el asunto

Ante los recientes asesinatos que se han presentado en la zona céntrica de Cúcuta, el  gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, convocó ayer a las autoridades con el fin de que se active un plan articulado que permita reforzar la seguridad en el área metropolitana, dadas las situaciones de inseguridad y homicidios ocurridos en los últimos días.

“Debemos estar atentos a las recomendaciones que hacen nuestras autoridades teniendo en cuenta que se acercan las festividades de Fin de Año y se generan situaciones cuando hacemos compras o nos acercamos a las entidades bancarias. La Gobernación apalancará con recursos para el pago de recompensas que permitan a nuestras autoridades dar con resultados en sus investigaciones”, indicó el mandatario departamental.

Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Viernes, 2 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión