Escuchar este artículo

El último adiós para el subintendente José Alirio Sánchez en Cúcuta

El uniformado fue asesinado en Bogotá, junto con un patrullero.

El mensaje que le envió el papá del subintendente José Alirio Sánchez Ojeda, quien fue asesinado en Bogotá, el domingo 4 de diciembre, junto con el patrullero Gustavo David Bohórquez, a los violentos que traen dolor y alteración en el país, fue claro: “trabajen, porque no sacamos nada matándonos entre nosotros”.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Ayer, mientras despedían al suboficial, los abrazos y las palabras de aliento se cruzaban entre familiares y amigos del uniformado, al que vieron crecer en el barrio San Luis, de Cúcuta.

La jocosidad, la alegría y la pasión que demostraba Sánchez Ojeda, de 35 años, cuando compartía con su familia serán recordadas en cada momento y más en esta época decembrina.


Lea aquí: Presunto delincuente murió cuando llegó a atacar a un minero en El Zulia

“Disfrutó la vida, siempre estaba alegre, le gustaba salir cuando estaba de permiso”, recordó una de sus hermanas.

José Alirio pasó casi 16 años en las filas de la Policía. El gusto por servirle al país lo mostró desde muy joven, al oponerse a seguir los pasos de su papá, que es un reconocido comerciante en San Luis, para vestir el uniforme y velar por la seguridad ciudadana.

Trabajó en los aeropuertos de Cúcuta y Bogotá, así como en Ipiales y luego retornó en 2019 a la capital del país, el último lugar donde cumplió sus funciones.
 

Image
policías asesinados.
 
Las últimas vacaciones

Los familiares y amigos del subintendente Sánchez pudieron compartir momentos de alegría y de unión en las últimas vacaciones que pasó el uniformado en Cúcuta, entre agosto y septiembre.

Su papá está convencido de que se demostraron el cariño y la admiración que sentían el uno por el otro, así como la amistad que tenía con varios de sus amigos.

Aseguró que una muestra de ese cariño fue el recibimiento que tuvo ‘Yiyo’, como él le decía de cariño, cuando llegó el cadáver la noche del martes a la capital de Norte de Santander.


Lea también: Lo sacaron de su casa para matarlo con sevicia en zona rural de Cúcuta

“Él se merece este homenaje que le estamos haciendo como despedida, porque fue un buen hombre y una buena persona”, aseguró el papá del uniformado.

El subintendente tuvo siete condecoraciones y 41 felicitaciones en su carrera policial, que duró 15 años y once meses. No dejó hijos y era soltero.

La tarde de ayer, el suboficial fue despedido por última vez, dejando dolor y resignación entre sus seres queridos.

 

El hecho

Los uniformados arribaron el domingo, hasta una ferretería ubicada en el barrio Los Olivos, de la localidad de Bosa, en Bogotá, cuando de repente fueron atacados a disparos, sin poder reaccionar.

Según el general Carlos Fernando Triana Beltrán, comandante de Policía Metropolitana de Bogotá, los policías llegaron al lugar luego de recibir una llamada de un ciudadano del sector.

Al parecer, habrían alertado sobre un robo, por lo que los dos policías no dudaron en acudir al lugar.

El alto mando de la Policía ofreció una recompensa de hasta 200 millones de pesos, por la información que conlleve a la identificación y captura de los responsables del doble asesinato.

Por ahora los familiares del subintendente Sánchez esperan que la Policía pueda ubicar a los responsables del hecho para que el asesinato de su ser querido quede en la impunidad.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 8 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión