Escuchar este artículo

En el mercado se le atravesó la muerte

Lunes, 11 de Febrero de 2019
20 años tiene el motorizado implicado. Luego de su recuperación, deberá explicar lo ocurrido a las autoridades.  

Pedro Luis Moreno, de 54 años, madrugó como todos sábados a comprar frutas y verduras en la Central de Abastos de Cúcuta (Cenabastos) y la Nueva Sexta, que después revendía en el centro de la ciudad. Sin embargo, un grave accidente se cruzó en su camino y terminó costándole la vida.

Hacia las 6:30 de la mañana, Moreno acababa de terminar todas las compras y se disponía a cruzar una calle para ir a tomar el transporte, donde estaba el carro con la carga.

En ese instante, fue atropellado por la moto Boxer, negra, placa APB-56E, conducida por Daniel Alberto Manrique Quinchía, de 20 años, que llevaba un cajón, cargado con pollo, de la empresa para la cual trabajaba.

Según testigos, el impacto fue tan fuerte que tanto el peatón como el motorizado cayeron al suelo llevando Moreno la peor parte, quedando de inmediato inconsciente.

Un hermano que estaba en los alrededores alcanzó a llegar hasta el sitio y presenció cuando Pedro Luis yacía en el suelo, siendo presa de la desesperación porque pasaban los minutos y aún la ayuda médica no llegaba, según su relato.

Luego de 15 minutos, una ambulancia lo trasladó al Hospital Universitario Erasmo Meoz.  Sin embargo, nada pudieron hacer los médicos de turno, ante el severo trauma de cráneo y murió hacia las 9:45 de la mañana.

“Todo fue en vano porque había perdido mucha sangre y hasta masa encefálica”, dijo una familiar. 

El motorizado fue llevado a la clínica Medical Duarte, donde se recupera. 

La víctima, natural del municipio de Orocué (Casanare), revendía las frutas y verduras en el mercado Los Cocales de la avenida sexta. Era casado, padre de 6 hijos y residente en el barrio La Cordialidad de Los Patios.

Lo reclaman

Personal de la Policía de Tránsito practicó el levantamiento en el centro asistencial y trasladó el cadáver a la morgue del Instituto de Medicina Legal, donde ayer un hijo y otros familiares llegaron a reclamarlo y cumplir con las honras fúnebres.    

Algunos de ellos fueron hasta el sitio donde ocurrió el accidente para indagar entre los vendedores ambulantes (que allí se ubican) detalles del caso, manifestando que el conductor de la moto “tenía que venir a alta velocidad para golpearlo de la forma como lo hizo”.

Por ahora, las autoridades analizan algunas cámaras de seguridad que pudieron registrar el accidente para establecer la responsabilidad de los implicados.

Image
La opinión
La Opinión