Escuchar este artículo

En menos de una semana ha sufrido dos atentados

Lunes, 8 de Noviembre de 2021
El autor del hecho se enfrentó a disparos con una patrulla de la Policía

El tramo de la Diagonal Santander entre avenidas 0 y 1, en los dos sentidos, estuvo paralizado ayer, por tres horas. Todo por cuenta de un pistolero que atacó a un hombre que se hospeda en un hotel de esa zona y luego se enfrentó con una patrulla de la Policía Metropolitana (Mecuc) que estaba cerca del lugar.

Lea aquí: Lo mataron mientras tomaba cerveza

La dramática historia se dio a las 5:30 de la mañana, cuando Renny David Ortiz Márquez, de 43 años, y una mujer que lo acompañaba, bajaron a la recepción del hotel. En ese momento dos hombres que también se hospedaban en ese lugar, se les acercaron, uno de ellos sacó un arma y comenzó a disparar.

En menos de una semana ha sufrido dos atentados

El ataque iba dirigido hacia Ortiz Márquez, a pesar de que el pistolero accionó varias veces el arma, la víctima solo recibió un disparo en la cara, dejándola gravemente herida.

“El señor (agresor) llevaba un día hospedado. Lo estaba esperando en el lobby del hotel (a Renny David) y cuando lo vio salir del ascensor, le disparó”, contó un testigo del hecho.

De frente con la Policía

Una vez cometió el hecho, el hombre armado y su cómplice, salieron corriendo del hotel e intentaron huir hacia la avenida 1, pero lo que no esperaban era que en la esquina había una patrulla motorizada de la Mecuc, que al escuchar las detonaciones corrió a ver qué estaba pasando, encontrándose de frente.

Le puede interesar: Ataque sicarial terminó en balacera contra una patrulla de Policía 

El pistolero de inmediato atacó a los uniformados y estos respondieron el ataque, desatándose una balacera, por lo que el desconocido corrió hacia la avenida 0, mientras que su compinche desapareció.

En el cruce de disparos, el sicario resultó herido en la pierna izquierda y aún así corrió hacia donde había una buseta de servicio público en la intersección de la avenida 0 con Diagonal Santander, pero a pesar de que alcanzó a subirse al vehículo, los policías lo interceptaron y lo detuvieron.

Los uniformados se incautaron de una pistola marca Glock, con dos proveedores, uno quedó sin munición.

En menos de una semana ha sufrido dos atentados

Una vez los policías capturaron al hombre armado, lo trasladaron al Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde lo identificaron como Wilker Eduardo Azuaje Martínez, de 29 años.

Otras unidades de la Policía que llegaron rápidamente al sitio, al ver que la víctima que estaba tendida dentro del hotel, tenía señales de vida, también la trasladaron al mismo centro asistencial.

El lugar donde se dio todo el suceso, de inmediato fue acordonado y las autoridades marcaron los puntos donde quedaron las vainillas.

El segundo atentado

Cuando las autoridades lograron identificar plenamente a Renny David Ortiz, se dieron cuenta de que se trataba del mismo hombre que el jueves, a las 3:40 de la tarde, fue víctima de un ataque armado en la avenida 11E con calle 7, del barrio Colsag.

Ese día, la víctima, oriunda de La Guajira, y la mujer que lo acompañaba, almorzaron en un restaurante que está por la avenida Los Libertadores, cerca de la intersección vial Arnulfo Briceño, se subieron a un taxi, pero cuando iban por el barrio Colsag, Renny Ortiz decidió bajarse a comprar cigarrillos en un local.

Según testigos, cuando él notó que dos hombres se le acercaban, presuntamente a robarle el celular, corrió a montarse al vehículo de servicio público y le dijo al chofer que arrancara. En ese momento, uno de los desconocidos, que estaba a pocos pasos del taxi, desenfundó una pistola y le disparó en varias ocasiones.

Ortiz recibió en ese momento dos disparos en la espalda y una axila, por lo que el conductor del taxi lo trasladó a una clínica donde fue atendido.

Extraoficialmente se conoció que la misma arma habría sido usada en los dos ataques, por lo que las autoridades tratan de establecer si Wilker Eduardo Azuaje sería el responsable de los hechos.

Las autoridades conocieron que la víctima se dedica a vender pescado y que habría llegado a Cúcuta con la intención de hacer algunos negocios el fin de semana.

Sin embargo, los investigadores adelantan rigurosas pesquisas para establecer los móviles de los dos ataques en un lapso de cuatro días.

Los ‘sabuesos’ de la Sijín, que asumieron la investigación, están analizando de manera rigurosa las imágenes de las cámaras de seguridad de los dos hechos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas