Escuchar este artículo

En Puerto Santander, caen dos hombres claves de Los Rastrojos

Viernes, 14 de Agosto de 2020
Fueron capturados después de seis meses de investigación.

Axon Felizzola Zambrano, alias Chocha Gringa, y César Enrique León Solórzano, Sancho, no alcanzaron a ponerle resistencia a los uniformados de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, cuando llegaron a capturarlos.

El operativo de las autoridades, luego de seis meses de investigación contra estos presuntos integrantes de Los Rastrojos, se produjo a las 6:00 de la mañana del martes, en los barrios El Carmen y Villa Teresa de Puerto Santander.

Los uniformados detuvieron a estos dos hombres de manera simultánea. Sus capturas, sumada a la reciente incautación de 45 fusiles, también de Los Rastrojos, complementan un conjunto de acciones ofensivas para debilitar esta estructura que se encarga de cometer homicidios, extorsiones y desplazamientos forzados en la zona de frontera.

Asimismo, las autoridades están disminuyendo los tentáculos de Fredy Marín, alias Brayan, un objetivo de alto valor para la Policía.

Según la Policía, Zambrano tiene aproximadamente ocho años delinquiendo al servicio de Los Rastrojos. Fungía como comandante urbano y rural, donde tenía escuadras de hasta 15 y 20 hombres armados.

Es señalado de participar directamente en las confrontaciones con el Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Chocha Gringa es desmovilizado de las Autodefensas Unidas de Colombia y también militó en las Águilas Negras. Es oriundo de Puerto Santander y le rendía cuentas directamente a Brayan.

“Con esta captura afectamos la seguridad de Brayan, porque esta persona hacía parte del anillo de seguridad de él”, dijo un investigador judicial.

Entre tanto, el venezolano César Enrique León Solórzano, llevaba al menos tres años en esta banda y - según las autoridades- se caracterizada por ser presuntamente uno de los sicarios más importantes en Puerto Santander y Aguaclara.

El detenido era de confianza de un hombre conocido como Nichesalva, quien le cumple órdenes a Camaleón, segundo cabecilla de Los Rastrojos.

“León, además de cometer homicidios, era el encargado de extorsionar a los arroceros en Aguaclara, por lo que genera miedo y terror entre estos habitantes”, agregó la fuente.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda