Escuchar este artículo

En un pool, hombre fue asesinado de 17 disparos

Lunes, 29 de Junio de 2020
El caso se registró el sábado 27 de junio, hacia las 8:30 de la noche.

José Ferney Cabrera Hernández fue asesinado de 17 impactos de bala cuando se encontraba dentro de un pool, en un sector suburbano de Tibú.

El caso se registró el sábado 27 de junio, hacia las 8:30 de la noche, en el barrio Largo, a unos 50 metros de la vereda Paloquemao, en la vía que del municipio petrolero conduce a El Tarra, dos localidades del Catatumbo.

En ese lugar, al parecer, Cabrera Infante, de 27 años, quien  vestía camiseta negra, pantaloneta azul y sandalias,  departía en compañía de otras personas, cuando fue atacado con arma de fuego por desconocidos que irrumpieron en el negocio y sin mediar palabra le dispararon.

Las ráfagas que se escucharon a esa hora causaron pánico en ese sector, donde al parecer funcionan varios negocios nocturnos, considerado uno de los puntos inseguros de esa localidad de Norte de Santander.  

Testigos narraron que la gente corrió despavorida para ponerse a salvo, al no saber qué estaba ocurriendo, lo que fue aprovechado por los agresores para escapar, al parecer en dirección a El Tarra.

El cuerpo que quedó tendido, bocarriba, junto a una mesa de pool, fue recogido por una funeraria de la localidad debido a que por razones de seguridad las autoridades judiciales no pudieron desplazarse hasta allí.

Personal de la Sijín de la Policía de Norte de Santander en Tibú, practicó la inspección técnica al cadáver, iniciando las labores de rigor para identificar y judicializar a los autores del hecho.

El cuerpo fue traído ayer al Instituto de Medicina Legal en Cúcuta, donde al cierre de esta edición se hacía el pleno reconocimiento para entregarlo a los familiares y darle sepultura.

Uno más

A este crimen se suma el registrado días atrás, en el barrio Libertadores de Tibú, donde fue asesinado Teófilo Cáceres Ortega, de 48 años.

Cáceres, quien se desempeñaba como carpintero fue sorprendido por un sujeto que llegó disparando sin mediar palabra.

El cuerpo del hombre quedó tendido bocabajo y desangrado sobre el andén de una vivienda. Se conoció que fueron 10 los impactos de bala que recibió Teófilo muriendo de manera instantánea.

Por ahora, las autoridades investigan los móviles y responsables de estos crímenes.

Image
La opinión
La Opinión