Escuchar este artículo

A Enisael Contreras lo buscan desde 2019

El hombre desapareció en Puerto Santander.

 

El amor de la mamá de Enisael Job Contreras Zurita, de 25 años, quien lleva tres años y cinco meses desaparecido, la ha llevado a buscar a su hijo por todos lados, pese a que las autoridades no le han dado respuesta alguna.


Entérese: Baleó a dos policías en Bucaramanga y estaba de turista en Chinácota


Ella se ha arriesgado para obtener alguna señal de su hijo, desde que desapareció en julio de 2019, cuando lo vieron por última vez, mientras trabajaba en Puerto Santander vendiendo repuestos para celulares, gaseosas, papas fritas y otros alimentos cerca de unas minas.

“He caminado por calles poco concurridas, ido a clínicas, la morgue, hablado con funerarios, habitantes de calle, entre otras personas, para tener respuestas sobre mi hijo. Solo quiero que alguien me llame y me diga: ‘señora su ‘niño’ está en este lugar’, eso nunca sucede”, indicó la mujer.

La madre creó un grupo en Facebook que lo llamó ‘Esperanza de Madre’, en el que publica constantemente fotos de su hijo, su meta es que desde ese sitio web personas de Venezuela y Colombia se enteren de la desaparición de Enisael.

Yo cree el grupo con la fe de tener un indicio sobre el paradero de mi hijo o si ya está muerto. Esto es una montaña rusa de emociones, donde un día lloro y luego pienso que él está en alguna parte y debo hallarlo”, dijo la mujer.

 
Llegó de Guainía

Enisael llegó en junio de 2019 a Cúcuta y consiguió trabajo vendiendo repuestos de celulares en el centro. Un mes después se fue para Puerto Santander, donde le ofrecieron un mejor sueldo y mayores posibilidades de viajar para Venezuela a visitar a su madre.

Él acababa de llegar de Puerto Inírida, en Guainía, donde trabajaba en unas minas, pero un día decidió viajar para la capital de Norte de Santander y visitar a su mamá más seguido, no soportaba solo comunicarse mediante videollamadas y mensajes por WhatsApp.

“Él había trabajando en varios lados en Guainía, era buen trabajador y un muchacho amable que estaba siempre atento a lo que yo necesitara”, comentó la madre.


Conozca: Amaneció muerto a un costado de un canal


Y agregó: “Consiguió trabajo en Puerto Santander, me avisó a mí que iba a trabajar vendiendo ‘chucherías’, que al poco tiempo volvería a tener noticias suyas… Esto es una montaña rusa de emociones, porque cada rato pienso en que él está por ahí y me necesita”.

 

Quiere pasar la Navidad con él

La mujer añora disfrutar la Navidad con su hijo. Los dos últimos años han sido una tortura para ella, al mirar a las familias juntas y felices, la tristeza la embarga, solo pide a Dios tener pistas sobre Enisael.

“Yo tengo la fe en que él está vivo, pero me aterra saber que le falte la comida, la ropa, un techo donde protegerse y dormir. A estas alturas, si sigue con vida, no entiendo por qué no se ha comunicado conmigo”, explicó la mujer.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 
Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 3 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión