Escuchar este artículo

Estaba limpiando su arma y se disparó

Lunes, 28 de Diciembre de 2020
El patrullero Stiven Alberto Sandoval murió en una clínica de Cúcuta.

Cuando los vecinos del barrio San Fernando del Rodeo oyeron la detonación de un disparo proveniente de la estación de Policía de esta localidad, creyeron que algunos de los detenidos que están en este lugar intentaban fugarse, sin embargo, cuando vieron a los uniformados correr angustiados, se percataron de que uno de los policías iba gravemente herido.

El hecho ocurrió a las 10:30 de la mañana de ayer, cuando un grupo del Escuadrón Motorizado Rural Uniret, estaba limpiando el armamento de dotación, se produjo un mortal accidente.

Según se conoció, el patrullero Estiven Alberto Sandoval Ortega, de 21 años, se disparó de manera accidental en la cara, por lo que tuvo que ser trasladado de inmediato a un centro médico.

En medio de la manipulación de la pistola calibre 9 milímetros, el arma se disparó y el proyectil impactó en el ojo derecho del uniformado, por lo que, sus compañeros de inmediato lo trasladaron al Policlínico de Atalaya y posteriormente fue remitido a la clínica San José, donde finalmente murió.

Hasta las instalaciones policiales arribaron los investigadores de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) para adelantar las pesquisas del hecho.

Lea aquí: Murió el policía que fue apuñalado por la pareja de una mujer

Los investigadores verificaron las armas de los demás policías, para descartar cualquier hipótesis y así darle transparencia al caso.

Se pudo establecer que el uniformado llevaba dos años y ocho meses de servicio en la institución. La Policía lamentó el suceso. Sandoval Ortega era oriundo de Jamundí (Valle).

“Es un hecho accidental lamentable, que uno no quisiera que pasara, pero le tocó al compañero y aunque hubo una reacción inmediata de trasladarlo al centro médico, no se pudo salvar”, dijo un oficial que estuvo cerca a las pesquisas del hecho.

Image
La opinión
La Opinión