Formulario de búsqueda

-
Lunes, 28 Diciembre 2015 - 12:31pm

Estos son los horrores del Bloque Catatumbo, responsabilidad de Mancuso y 'El Iguano'

Es larga la lista de crímenes de los frentes La Gabarra, Tibú y Fronteras de este bloque paramilitar.

Colprensa
Salvatore Mancuso y Jorge Iván Laverde Zapata, conocido como 'El Iguano'.
/ Foto: Colprensa

Sin importarles que estaba embarazada, integrantes del Frente Fronteras del 'Bloque Catatumbo de las Autodefensas, comandado por Jorge Iván Laverde Zapata, conocido como 'El Iguano', condujeron a Fernanda Carreño y a su esposo a una finca en enero de 2001 y los mataron a tiros.

A Luis Felipe Hernández, Jorge Vaca y Abilio Guzmán los mataron en diciembre de 2001 luego de hacer un retén en el punto conocido como Las Vegas en medio de un plan de Salvatore Mancuso de tomarse el corregimiento de Las Mercedes, en Norte de Santander.

A Orfelina Pérez la desaparición también en 2001 tras acusarla de ser hermana de un comandante de las Farc, alias 'Flaminio'. A Jorge Eliécer Rosas, quien aparecía en una lista de personas a asesinar, lo mataron en junio de 1999 luego de quitarle de sus brazos a su hija de cuatro años y en su presencia.

A la familia Guerrero García que vivía en un corregimiento de Tibú, por orden de Isaías Montes, los ataron a un palo de mango, les robaron su ganado y le prendieron fuego al rancho provocando sus muertes. En 2002 a Sair Eduardo López Ramírez y Luis Alberto García Ramírez los paramilitares los secuestraron y sus cuerpos fueron incinerados en improvisados hornos diseñados por ellos mismos.

Y no fueron los únicos, en los hornos crematorios también terminaron con las vidas del cabo de la Policía Nacional Alexánder Ardila en junio de 2002 y de Luis Óscar Gualdrón Goyeneche en octubre, según confesaron los propios Mancuso, Laverde Zapata, Montes, Juan Ramón de las Aguas Ospino, Jimmy Viloria Velásquez y Lenin Geovany Palma Bermúdez, quienes ejercieron cargos de comandancia en el Bloque Catatumbo.

Por estos crímenes y un listado largo de horres perpetrados, todos fueron condenados a la pena máxima que contempla el proceso de Justicia y Paz, ocho años, en fallo que fue confirmado por la Corte Suprema de Justicia en reciente decisión.

El examen en segunda instancia confirmó parcialmente el fallo del Tribunal Superior de Bogotá de octubre de 2014 sobre la mayoría de los crímenes cometidos por esta estructura criminal, creada en 1999 luego de que un año atrás los hermanos Vicente y Carlos Castaño supuestamente para combatir a la insurgencia en Norte de Santander como de las Farc, el ELN y el EPL, dejándole el mando a Mancuso.

Tenía tres frentes. 'La Gabarra' comandado por Armando Alberto Pérez, 'Camilo'; 'Tibú' al mando de José Bernando Lozada, alias 'Mauro'; y 'Fronterizo o Fronteras' al mando de Laverde Zapata, alias 'El Iguano'. Cada uno tenía unos 200 integrantes, divididos en grupos de 35 personas que cometieron un sinnúmero de masacres, homicidios selectivos, desplazamientos, despojos de ganado y bienes y narcotráfico.

De hecho, las versiones de Mancuso Gómez permitieron a la Fiscalía y la Corte indicar las cantidades de cocaína producidas año por año por el 'bloque Catatumbo' por número de hectáreas controladas. Así, en 1999 fueron “7.500 kg por 2.400 ha; en 2000, 21.000 kg por 3.500 ha; en 2001, 30.000 kg por 5.000 ha; en 2002, 32.400 por 5.400 ha; en 2003, 18.500 kg por 3.000 ha y en 2004, 11.000 kg por 2.200 ha”.

Esta estructura se desmovilizó en la finca Brisas de Sardinata corregimiento Campo Dos del municipio de Tibú, el 10 de diciembre de 2004. Fueron 1.435 miembros que entregaron 988 armas largas, 71 armas cortas, 55 armas de acompañamiento, 13 granadas y 287.444 municiones.

No obstante, a pesar del reconocimiento de Mancuso de la forma como el bloque realizó abiertamente actividades de narcotráfico, la Corte Suprema le anuló los cargos porque la Fiscalía básicamente hizo un pobre trabajo a la hora de detallar los mismos.

De hecho, el cargo que aparece único como el número 77 endilgado a los citados paramilitares se limita a indicar que desde 1996 al 10 de diciembre de 2004 Mancuso realizó dichas acciones ilegales como “la mayor fuente de financiación de las Autodefensas”. Lo hizo Laverde Zapata desde mayo de 1999, Lozada Artuz desde el 2000 e Isaías Montes desde mayo del 1999 a agosto de 2003. Y ya.

La imputación de la Fiscalía no reseñó nada más a pesar de que las versiones de Mancuso y 'el Iguano' permitieron establecer que procesaron y vendieron 116.000 kilos de cocaína producidos en la zona de su influencia entre el 1999 y 2004. Y es por esa razón exclusiva que la Corte Suprema de Justicia anuló los cargos por la falta de rigurosidad que demanda un proceso como estos.

Esto es, la sentencia no precisa que “no se indica cuántas pistas de aterrizaje usaron o construyeron ni sus lugares de ubicación, qué bienes inmuebles se destinaron para ese propósito, cuántas operaciones de tráfico de estupefacientes llevaron a cabo y de qué manera; quiénes además de los desmovilizados intervinieron, entre otros muchos interrogantes”.

Y ahora la Fiscalía deberá empezar de nuevo en este campo, ahondar y precisar los cargos referidos y hacer otra imputación.

No a orden de crear delito de ofensa

Entre los aspectos más llamativos del fallo de la Corte Suprema de Justicia está igualmente la de revocar una petición que había hecho el Tribunal al Congreso para que se creara el delito de “ofensa” a fin establecer las responsabilidades penales “de los funcionarios públicos que en sus declaraciones o manifestaciones puedan generar discursos de odio o estigmatización”.

Esto, luego de considerar que los medios de comunicación fueron complacientes y mostraron una imagen favorable de los jefes de las autodefensas a través de las entrevistas realizadas a estos.

Sin hacer algún análisis sobre el papel de los medios y el paramilitarismo, la Corte se limitó a señalar que dar este tipo de peticiones “excede las facultades concedidas en la Ley de Justicia y Paz a los magistrados, con mayor razón cuando esa decisión no se relaciona directamente con ninguno de los aspectos que por mandato legal deben incluirse en la sentencia”.

Por otro lado, la Corte también aseguró que no pueden ser reconocidas como víctimas los familiares de Belisario Ruíz Quintero y José Agustín Díaz Barrera, quienes integraban el 'bloque Catatumbo' y que fueron asesinados por sus compañeros por no cumplir las directrices de la organización criminal y no dar cuenta de unas armas que se había comprometido a suministrar, respectivamente.

Esto porque no se pudo probar, a juicio de la Corte, que hayan estado en situación de indefensión y “si bien cuando los asesinaron no estaban en combate, sí permanecían dentro de la organización y compartían sus idearios”.

Ahora bien, la Corte dejó intactas las compulsas de copias a la Fiscalía para que se investigue la supuesta relación y apoyo económico que entidades como “Termotasajero” y la presunta vinculación “ de los directores del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) para 1999 a 2003 con el bloque Catatumbo de las AUC”.

Igualmente, se compulsaron copias para que se investigue las posibles irregularidades en que pudo haber incurrido la oficina del Alto Comisionado para la Paz y el Ministerio del Interior en la administración de los proyectos productivos agroindustriales de Tierralta (Córdoba), que al parecer presentó pérdida de más de mil millones de pesos.

Y el contexto

Finalmente, la Corte rechazó varias afirmaciones genéricas que hizo el Tribunal Superior de Bogotá a la hora de elaborar el contexto en que delinquió el 'bloque Catatumbo' para indicar la supuesta relación de Instituciones como la Fiscalía o la Policía con grupos paramiliatres.

Allí, la Corte hizo un llamado de atención para señalar que el contexto no se puede confundir con una prueba ni puede juzgar a instituciones y personas que no han hecho parte de un proceso penal en específico.

“Es cierto que al establecer el contexto se deben reseñar los sucesos que rodearon el nacimiento y funcionamiento del grupo ilegal, incluidos los que develen complicidad de los integrantes de las instituciones públicas. No obstante, esa obligación no se puede confundir con la de juzgar a instituciones y personas que no han sido parte de la actuación, como ocurrió en este evento donde se afirmó la responsabilidad de varias entidades y se indicó cómo debía imputarse a sus integrantes aduciendo la autoría mediata”, dijo la Corte.

Bogotá | Colprensa

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Política
Artículo

Abreo asumiría presidencia del Concejo por lo que resta de año

Marthey presentará su renuncia a la mesa directiva de la corporación el próximo 15 de octubre.

Archivo La Opinión
Colombia
Artículo

Autoridades alertan por dos nuevas drogas sintéticas en el país

Son 32 las nuevas sustancias sicoactivas incluidas en el Sistema de Alertas Tempranas.

Internet
Publicidad
Judicial
Artículo

Dos hombres señalados de homicidas

Fueron detenidos en medio de la ofensiva que mantienen uniformados de la Sijín.

Cortesía
Economía
Artículo

Cultivo de cebada, un mercado sin explorar en la región

En Norte de Santander existen nueve empresas de cerveza artesanal.

Cortesía
Publicidad
Economía
Artículo

Comercio se queja por invasión de andenes

Fue una medida preventiva que se tomó luego de analizar el trabajo de la administración municipal con el tema del comercio informal.

Archivo La Opinión

Celebración para la cumpleañera

Celebraron los 50 años de Dora Haddad.

Laura Correal
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Los piratas se toman los andes y la vía

El sitio es terreno de nadie, porque no hay control de nada.

Juan Pablo Cohen / La Opinión
Judicial
Artículo

Un joven muerto y su mamá herida

El asaltante interceptó a las tres personas en la calle 21 con avenida 21.

Cortesía
Publicidad
Fútbol
Artículo

Sacerdotes juegan la Copa de la Fe en Cúcuta

Se enfoca este año en dejar un mensaje de hermandad y de caridad para los habitantes de la frontera.

César Obando / La Opinión
Vida y salud
Artículo

Exámenes gratuitos para el VIH y otras infecciones

Se pueden acercar a la calle 15 2E-81, barrio Los Caobos.

Internet
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.