Escuchar este artículo

Expulsan de Justicia y Paz a alias Camilo, excomandante del Bloque Catatumbo

Miércoles, 12 de Febrero de 2020
Bajo las órdenes de Salvatore Mancuso, entre 1999 y 2004, el exparamilitar logró imponer su imperio de terror.

El Tribunal Superior de Bogotá expulsó de la Ley de Justicia y Paz al exparamilitar Armando Alberto Pérez Betancourt, quien fuera comandante militar del Bloque Catatumbo entre 1999 y 2004, bajo las órdenes de Salvatore Mancuso. 

Alias Camilo, como era conocido Pérez Betancourt al interior de los paramilitares, era un capitán del Ejército con las especialidades de lancero, contraguerrilla y paracaidista.

En 1996, cuando era orgánico del Batallón N° 11 Cacique Nutibara, fue suspendido por una providencia emanada por la Fiscalía Seccional Única de Envigado el 15 de mayo de 1996, por los delitos de homicidio y porte ilegal de armas. 

Después fue condenado a 27 años por participar en un falso positivo, pero en 1988 se fugó de la guarnición militar donde pagaba su condena y se presentó ante Carlos Castaño y Salvatore Mancuso, los máximos comandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia. 

Un año después, cuando Castaño anunció que se tomaría el Catatumbo, alias Camilo, quien tenía amplia experiencia militar, fue escogido para liderar la toma a sangre y fuego de Norte de Santander.

En La Gabarra (Tibú), con inicialmente unos 200 hombres, Betancourt, a punta de masacres, homicidios y desapariciones, logró imponer su imperio de terror excusándose en erradicar a la guerrilla de esta zona.

De acuerdo con la Fiscalía, desde La Gabarra, Camilo ordenó, las masacres de Socuavo y Carboneras (Tibú – 29 de mayo de 1999); Tibú (17 de julio de 1999); La Gabarra (21 de agosto de 1999); Filo El Gringo (El Tarra – enero de 2000) y Tibú (6 de abril de 2000), entre otras.

En su oficina de ese corregimiento de Tibú, ubicada a escasas dos cuadras de la estación de Policía, Camilo habilitó una bodega para almacenar la droga que, junto a Doménico Mancuso (primo de Salvatore) compraba a los cultivadores de la región, obligados a negociar solo con sus hombres.

Aunque, un año después huyó junto a los hermanos Miguel Ángel y Víctor Manuel Mejía Múnera, Los Mellizos, y conformó la banda Los Nevados, dedicada a controlar rutas del narcotráfico desde la Sierra Nevada de Santa Marta.

El 10 de diciembre de 2004 Camilo, junto a 1.425 hombres del Bloque Catatumbo, se desmovilizó en Campo Dos (Tibú) y después de su desmovilización fue enviado a Santa Fe de Ralito (Córdoba).

Aunque Camilo, en un principio, fue postulado a la Ley de Justicia y Paz, iniciando un proceso de colaboración con las autoridades para tratar de establecer su grado de participación en más de 2.500 hechos, hoy se conoció que fue expulsado.

Image
Web la Opinión
Web La Opinión