Escuchar este artículo

Familia de preso asesinado a puñaladas exige justicia

Domingo, 20 de Febrero de 2022
Esperan que se esclarezca el homicidio y que se condene al responsable.

Al conocer la trágica noticia de la muerte de Diego Armando Rodallega González en la Penitenciaría de Cúcuta, a causa de una presunta riña en el patio 24B, los familiares no pudieron ocultar su frustración e indignación con lo sucedido, pues afirman que durante muchos meses el hombre estuvo pidiendo traslado o protección por supuestas amenazas, pero nunca se dio.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinión_

 

Ahora, con el cuerpo sin vida de Diego Armando, de 32 años, los allegados exigen una indagación judicial de los hechos y una explicación concreta del por qué nunca fue priorizado para el traslado.

“Él me había comentado desde el año pasado, cuando lo visitaba, que estaba siendo amenazado y en algunas ocasiones temía por su vida. El personal de la cárcel, según escuché, rechazó el traslado, pero ahí está mi pregunta, si estaban las amenazas, los golpes y los roces entre otros presos, ¿por qué negárselo?”, afirmó un hermano.

Con más de 11 años en prisión -dijeron- Diego Rodallega fue  trasladado en varias ocasiones a otras cárceles, por lo que sabía cuál era el procedimiento y las causales para ser admitido. “Estuvo primero en la cárcel de Bucaramanga, luego en  el centro penitenciario en Palogordo y finalmente llegó a Cúcuta”, explicaron.

Entre la tristeza aseguran que si bien sabían que su hermano había tenido una vida delictiva y complicada no les parece justo lo sucedido.

“Es que no sé tampoco, de dónde sacan que estaba cumpliendo pena  por el delito de acceso carnal violento, lo que sabíamos era que estaba por hurto y homicidio. Con ese tipo de acusaciones están manchando el apellido de él y de la familia”, sostuvo el hermano.


Conozca: ¿Quién apuñaló a Jhon García en la Penitenciaría?


Debido a la situación de desempleo, varios allegados tuvieron que irse de Cúcuta para trabajar en otras ciudades del país, sin embargo, enviaban alimentación y útiles de aseo, para velar por que Diego Armando tuviera las mínimas condiciones de vida. Cuando llegó la lamentable noticia, rápidamente viajaron a la capital nortesantandereana.

Image
Homicidio.
¿Qué pasó?

Todavía son materia de investigación las causas del homicidio. Según una fuente judicial, las informaciones preliminares dicen que tuvo una riña con su homicida en un patio de la penitenciaria. En ese altercado recibió dos puñaladas en el cuello y una en el pecho.

Y pese a que intentaron auxiliarlo y trasladarlo a un centro asistencial llegó sin signos vitales. Sin embargo, otra hipótesis hablaría de que no hubo una riña, sino que el presunto homicida ingresó a la celda de Rodallega González, cuando estaba dormido, y aprovechó para apuñalarlo.

“Se dice que fue a las 6:40 de la mañana que el asesino entró a la celda y lo apuñaló. Ellos dos llevaban teniendo problemas hacía unos 4 días y como el día anterior habían peleado, al parecer, uno de ellos quedó con la ‘espina’”, explicó una fuente, que pidió reserva de la identidad.


Le puede interesar: Asesinado a puñaladas en una riña en la cárcel


Su familia clama por una justicia pronta para esclarecer el crimen, condenar al responsable y exigirle a la Penitenciaría de Cúcuta, un mayor control de los objetos cortopunzantes dentro del establecimiento.

“Pareciera que donde más hay cuchillos y celulares es en la cárcel, cómo se supone que pasa este caso si hacen sus supuestos controles con cada visitante que llega. Y si conocían que tenía un problema con otro preso, cómo no lo trasladan a otro patio por lo menos, ¿para eso van a la cárcel? ¿Para ser asesinados?”, concluyó un pariente.

Alias ‘El Caleño’, quien sería el responsable de este crimen, quedó  a disposición de las autoridades para adelantar el proceso judicial y ser escuchado en audiencias concentradas por un juez.

¿Qué dice la Penitenciaría?

Respecto a las versiones que dieron los familiares - según una fuente de la cárcel de Cúcuta- Diego Rodallega pagaba una condena de 18 años y 5 meses por hurto y acceso carnal violento.

Así mismo, la fuente explicó que se encontraba en ese patio porque era el asignado para la clase de delitos y afirmó que, a la fecha, la víctima no había presentado ninguna denuncia formal por amenazas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinión_

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda