Escuchar este artículo

Familia de taxista asesinado clama justicia

El chofer murió por una bala perdida en la balacera de la avenida 7 con calle 7

Dolor, lágrimas, un temblor en las manos y palabras que no puede pronunciar son las reacciones que tiene la esposa del taxista Javier Jaimes Becerra cada vez que recuerda los últimos momentos junto a su amado.


Entérese: Ataques a bala dejaron dos heridos en Cúcuta


La mujer se despidió de Javier Jaimes en la mañana del 17 de agosto, cuando él salió a trabajar. La pareja se dio un beso y un abrazo, ese día iban a ir junto con su hija, de 13 años, para un parque de diversiones.

El hombre, de 40 años, llamó a su esposa, hacia las 10:00 de la mañana, para pedirle que se disculpara con su hija por él, porque no podía recoger a la niña al colegio y llevarla a su casa, en Villa del Rosario, ya que le había salido una carrera de última hora.

Javier le pidió a su compañera que esperaran para luego ir los tres a disfrutar de las atracciones. Sin embargo, esa cita nunca se cumplió, la carrera era para la avenida 7 con calle 7, del centro de Cúcuta.

A la 1:34 de la tarde, justo cuando el taxista esperaba que la pasajera comprara un medicamento para una mascota, varios hombres llegaron al interior de un parqueadero disparando, formándose una balacera con algunas personas que permanecían en ese establecimiento.


Lea: Al 'Mariachi' lo asesinaron a bala en Villa del Rosario


Jaimes Becerra, quien tenía parqueado el taxi en una esquina, quedó en medio del intercambio de disparos, resultando herido en el estómago por una bala perdida, falleciendo 13 días después.

 
Era el pilar de su hogar

De las seis personas que resultaron heridas, entre ellas un habitante de calle, una mujer, solo Javier Jaimes falleció.

La esposa explicó que luego de la muerte de Jaimes Becerra ella y su hija quedaron desamparadas. Javier era el pilar de su hogar, las apoyaba con lo que necesitaban y les daba ánimos en los peores momentos.

“Él era trabajador, nada compinchero, ni fumador ni bebedor. Siempre estuvo pendiente de mí y de la niña, fue una lástima que él estuviera en el lugar equivocado ese día”, dijo ella en medio de las lágrimas.


Aquí: Piden justicia por el crimen de un enfermero en Cúcuta


La víctima fue taxista durante los últimos siete años de su vida, antes laboró como carnicero, precisamente cuando Javier trabajaba cortando y vendiendo carne conoció al ‘amor de su vida’.

 
Piden justicia

Para la mujer es importante que las autoridades le imputen cargos por homicidio a  Andri Alejandro Tovar Díaz y a Wilfredo Enrique Bringtown Chacón, a quienes acusan de presuntamente haber disparado ese día.

Se conoció que la Fiscalía hace poco redactó el escrito de acusación contra los dos hombres por porte de armas de fuego, pero se esperaría a tener material probatorio para acusarlos por el homicidio del chofer.

 

Así fue la balacera

La balacera no fue lo único que causó miedo en la avenida 7 con calle 7 de la zona céntrica de Cúcuta, la granada que unos pistoleros dejaron tirada en la mitad de la calle mientras huían paralizó el sector durante dos horas.


También: Otro taxista hurtado en menos de una semana


Mientras docenas de personas observaban detrás de las cintas de peligro que varios uniformados pusieron para evitar que alguien resultara herido con las esquirlas, varios expertos en explosivos de la Policía Metropolitana trabajaban para detonar de manera controlada la granada.

El artefacto fue estallado de manera comprobada, a las 3:45 de la tarde, dejando una nube de polvo en el lugar. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Domingo, 27 de Noviembre de 2022
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión