Escuchar este artículo

Fiscalía indaga muerte de docente

Martes, 8 de Enero de 2019
Según la Policía, el profesor Mostacilla intentó huir en zigzag del retén.

El uniformado adscrito a la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Cúcuta, involucrado en la muerte del profesor Alan Eder Mostacilla Castañeda, deberá enfrentar una investigación que adelanta la Fiscalía y  otra disciplinaria de la misma institución.

Así, lo aseguró el general Manuel Antonio Vásquez, comandante encargado de la Región 5 de Policía, quien arribó a la capital de Norte de Santander, para garantizar la transparencia en la investigación del hecho en el que murió el docente edufísico de Comfanorte, en medio de un procedimiento, en la madrugada del pasado lunes festivo.

Familiares, amigos y alumnos de la víctima pidieron justicia.

“La Policía en vocación de transparencia ha pedido que sea la Fiscalía la que investigue para que un juez esclarezca este hecho”, dijo el oficial.

No obstante, reiteró que un juez disciplinario avanza en una investigación interna para determinar qué tipo de responsabilidad tuvo el uniformado que finalmente disparó contra Mostacilla, causándole la muerte.

“No somos autónomos exclusivos, sino que tenemos seguimiento y el control de la Procuraduría”, recordó el alto oficial.

Asimismo, se conoció que el uniformado no ha sido desvinculado de sus funciones y actualmente permanece bajo la incapacidad de 15 días que le ordenaron tras sufrir una lesión en el pecho, presuntamente luego de que Mostacilla lo arrollara al menos 100 metros del puesto de control que estaba instalado en el puente Jorge Gaitán Durán, según la versión de las autoridades.

Entre el material probatorio con que cuenta la Fiscalía hay dos testimonios de testigos, entre ellos, el conductor de un taxi que fue requerido en el momento del hecho por la Policía de Tránsito, para adelantar la prueba de alcoholemia y observó lo ocurrido. 

También, los videos de las cámaras de seguridad que están instaladas alrededor del puente, ubicado en el barrio San Luis. 

Sumado a ello, indagan la legalidad del retén instalado sobre este puente.

¿Por qué disparó?

Según versión de la Policía, el profesor Mostacilla intentó huir en zigzag del retén, atropellando al policía que estaba requiriendo a otro conductor, mientras aplicaba una prueba de alcoholemia.

En la reacción, uno de los uniformados hizo un disparo a las llantas del carro Ford Fiesta, blanco, mientras que el policía atropellado (que iba en el capó del vehículo) disparó en dos oportunidades, impactando una vez al docente en el abdomen, lo que le costó la vida al educador.

Abogados consultados por La Opinión aseguran que de comprobarse que el policía fue atropellado y desplazado varios metros, este habría actuado en defensa propia, puesto que estaba en riesgo su integridad física,  y el vehículo se convierte, en este caso,  en un arma letal.

Image
La opinión
La Opinión