Escuchar este artículo

Habló la esposa del policía asesinado en Cácota

Miércoles, 15 de Diciembre de 2021
Los sueños de la pareja se esfumaron.

A  Samir Enrique Velillas Guerra el compromiso de velar por la seguridad de los habitantes de Cácota fue una prioridad que cumplió hasta su último día de vida.

Velillas Guerra de 28 años fue asesinado el lunes, sobre las 4:00 de la tarde, cuando estaba en el parque principal de Cácota junto con su compañero Jesús Martín García Celis.

Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

En cuestión de segundos, dos hombres armados a bordo de una motocicleta los sorprendieron y acabaron con la vida del uniformado, mientras que el otro policía quedó gravemente herido.

Samir Enrique nació en San Pedro, Sucre, pertenecía a una familia humilde, donde siempre se caracterizó por ser el más entusiasta de sus tres hermanos. Luego de terminar el bachillerato, ingresó a la Escuela de Carabineros Rafael Núñez. 

Complemente:Así fue el ataque a los dos policías en Cácota

En la Policía cumplió sus mayores sueños, el de tener una compañera que lo apoyara en todo, los recursos para ayudar a sus padres y, sobretodo, la oportunidad de ser un ejemplo para su familia.

Yuliana Correa, esposa de Samir Enrique, lo recuerda con tristeza, pues para ella las ilusiones de conformar un hogar y comprar una casa, donde vivir juntos, se esfumaron comenzando esta semana.

Con la voz entrecortada, la mujer explicó que Samir llevaba cuatro años en la Policía. En ese tiempo había logrado estar en el grupo de Antinarcóticos, en Barranquilla, donde duró año y medio, luego fue trasladado a Cácota, donde cumplía con la función de vigilancia del pueblo.

Le interesa: Asesinaron a un hombre en Colinas del Norte

“Siempre hablábamos de los riesgos, pero como yo también soy policía y estoy en Arauquita, Arauca, creíamos que yo  corría más peligro que él, pues en Cácota todo es muy tranquilo”, explicó Yuliana, quien es patrullera desde hace 4 años.

Ambos se conocieron en noviembre de 2017, cuando estaban prestando apoyo en el estadio Roberto Meléndez de Barranquilla. Fue amor a primera vista, ambos dialogaron por varios minutos y luego se agregaron a Facebook para seguir en contacto.

La pareja selló su amor al casarse por lo civil el 27 de diciembre de 2018, casi un año después de haberse conocido. Al aceptar estar juntos hasta que la muerte los separara, la pareja sabía que debían aprovechar el tiempo, porque la profesión de ambos es riesgosa.

“Busqué en muchas oportunidades pedir el  traslado hasta donde Samir estaba, en Cácota, para estar juntos y comenzar a hacer realidad nuestro sueño de conformar un hogar con hijos y en nuestra propia casa”, añadió, a punto de llorar de dolor, al recordar a su amado. 

Según informó, los padres de Samir están devastados por la pérdida de su hijo, quien siempre los apoyó económicamente y estuvo muy pendiente de lo que necesitaran. Él les había logrado construir cuatro habitaciones, para que su mamá, papá y sobrinos tuvieran, cada uno, su propio espacio.

“Él quería que estuvieran en una casa mejor y que cada uno tuviera su espacio privado”, añadió.

Por lo pronto, la desconsolada esposa busca poder verlo por última vez y junto con la familia del uniformado, darle sepultura y recordarlo como un héroe que murió cumpliendo con su deber.

Estado delicado 

Pese a que Silvano Serrano, gobernador de Norte de Santander, afirmó, ayer en la mañana, en un programa radial que el otro patrullero atacado, había muerto; esta versión fue desmentida por el coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía en Norte de Santander.

Al cierre de esta edición, Martínez informó que García Celis de 38 años y oriundo de Sardinata, se encuentra con un estado de salud delicado, debido a los tres disparos que le propinaron en una mano, el cachete derecho y la boca. Permanece en un centro asistencial de Cúcuta.

La sombra del terror en Cácota

Un supuesto ‘plan pistola’ ha causado revuelo entre los habitantes del municipio. En las calles el ambiente es tenso, pues quienes aún recuerdan la época de las tomas guerrilleras a varios pueblos de la Provincia de Pamplona, no quieren que la violencia vuelva.

Le interesa: Asesinaron a un hombre en Colinas del Norte

Carlos Flórez, alcalde de Cácota, aseguró que el Ejército junto con la Policía trabajan para garantizar la seguridad y salvaguardar la integridad tanto de los turistas como de los habitantes del lugar. “Este es un municipio pacífico, que cualquier grupo pudo aprovechar para hacer el daño. Vamos a retomar con los eventos que estaban”, explicó Flórez.

Yesit Roa, personero de la población, explicó que por parte del Eln se busca sembrar el pánico entre la comunidad. “El cuerpo médico tuvo que esperar varios minutos (para salir del pueblo)  porque había temor de que los delincuentes los estuvieran esperando en la vía a Pamplona, para rematar a Jesús García”, dijo.

hecho

El hecho

Luego de que Samir Velillas y Jesús García fueron atacados, la Policía comenzó la búsqueda de los asesinos, mientras que otros uniformados y la comunidad auxiliaron a las dos víctimas. Inmediatamente los trasladaron al puesto de salud, ubicado cerca del lugar de los hechos. 

“En la huida pudieron meterse a una vereda que se llama Licaligua o irse hasta Chitagá y meterse por unas vías que conducen hacía El Espino, hay mucha zona veredal” explicó una fuente judicial.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda