Hallan depósito de guerra del Epl en Sardinata

Domingo, 21 de Junio de 2020
Entre el arsenal había 25 fusiles, una ametralladora, 18 pistolas, dos revólveres y 15 granadas.

La ofensiva de las autoridades en Norte de Santander contra Los Pelusos, uno de los grupos más fortalecidos, generador de violencia y narcotráfico en esta región del país, ha permitido golpear esta estructura armada durante los últimos días en Cúcuta y Sardinata.

Precisamente, en este último municipio, la Trigésima Brigada del Ejército, junto a la Policía capturó a Víctor Manuel Sánchez Quintero, alias Ricardo, presunto cabecilla urbano de Los Pelusos.

El golpe más reciente se produjo con el hallazgo de dos depósitos con abundante material de guerra e intendencia.

Lea además Las extorsiones, negocio del Epl

La incautación de dicho material se produjo la mañana del sábado, en la vereda Maravilla de Sardinata, hasta donde llegaron los soldados del grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal (Gaula militar) de la Trigésima Brigada del Ejército, junto a miembros de la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) de la Policía, para debilitar las acciones armadas de esta organización criminal.

En los dos depósitos de guerra, los uniformados hallaron 25 fusiles, entre estos, 14 Galil, siete AK-47 y cuatro M16.

Asimismo, había una ametralladora M-60 calibre 7.62, 18 pistolas calibre 9 milímetros: diez marca Pietro Beretta y ocho Glock. Además, fueron hallados dos revólveres calibre 38.

En el arsenal también fueron encontradas 15 granadas de fragmentación y 19 radios de comunicación.

No obstante, Los Pelusos “encaletaron” en estos sitios abundante munición, representada en 4.800 cartuchos calibre 7.62, 6.500 calibre 5.56, 339 cartuchos calibre 9 milímetros, 16 calibre 38, así como 112 proveedores para fusil y 19 para pistola.

Entre las pesquisas de los uniformados también fueron hallados 35 chalecos, nueve brazaletes y seis pañoletas con las siglas Epl, así como 35 hamacas y cintelas.

Las autoridades presumen que el material de guerra incautado iba a ser utilizado por esta organización para atacar a la fuerza pública y disputarse a sangre y fuego el territorio utilizado como un corredor para el narcotráfico, imponiendo el terror entre los habitantes de esta zona.

Extraoficialmente se conoció que el general Marcos Pinto Lizarazo, comandante de la Segunda División del Ejército, entregará este martes detalles de dicha operación.

La captura

El seguimiento y las investigaciones que adelantaron los uniformados de la Trigésima Brigada del Ejército y la Dijín de la Policía, permitió la captura, la semana pasada, de Víctor Manuel Sánchez Quintero, alias Ricardo, quien fungía como el cabecilla urbano de Los Pelusos en Sardinata.

El detenido llevaba al menos ocho años al servicio de la organización, en la que se destacaba por imponer su ley, dominando las extorsiones, secuestros y homicidios en la zona donde delinquía.

Sánchez inició su carrera criminal en 2012, cumpliendo funciones en el brazo armado. Dos años después, conformó el anillo de seguridad de Luis Antonio Quicejo Sanjuán, alias Pácora, quien murió el año pasado, también en Sardinata, en medio de una operación del Ejército y la Policía, 

Y posteriormente, asumió el cargo de cabecilla urbano en este municipio, que parece ser el fortín de Los Pelusos.

En Cúcuta

En otra operación liderada por miembros de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía de Norte de Santander y soldados del Grupo Maza de la Trigésima Brigada del Ejército, fueron capturados en la invasión San Gerónimo, Osmar Antonio Sánchez Arango, de 19 años, junto al venezolano Jean Pierre José Zambrano Dueñez, presuntos integrantes de Los Pelusos.

Según las autoridades, Sánchez fungía como el segundo cabecilla de la organización en la ciudadela Juan Atalaya, quien tenía la orden de liderar el cobro de extorsiones a los comerciantes y a los propietarios de grandes empresas de esta zona del área metropolitana de Cúcuta.

 

Image
La opinión
La Opinión