Escuchar este artículo

Hombre enfurecido mató a su vecino discapacitado en José Bernal

Martes, 22 de Marzo de 2022
El joven estaba sentado en una silla mecedora cuando el presunto homicida lo apuñaló por la espalda.

Entre la desesperación y el llanto desconsolado por la pérdida de su ser querido, la madre de Karlos Daniel Arrieta Navarro recordaba con nostalgia las últimas palabras que intercambió con su hijo antes de irse a trabajar, mientras intentaba comprender cómo su propio vecino sacó un cuchillo y lo asesinó.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí


El trágico hecho, se dio a las 6:02 de la mañana de ayer. Varios vecinos y testigos aseguraron que la víctima, de 23 años, no tenía mucho tiempo de haber llegado a la humilde casa donde residía en el asentamiento humano José Bernal, luego de acompañar a su mamá a conseguir transporte.

La víctima no podía trabajar por que hace cuatro años sufrió una lesión en una pierna y estaba esperando poder caminar bien de nuevo. Normalmente le costaba dar pasos por el dolor que le generaba.

Cuando Karlos llegó de nuevo a la vivienda se sentó en una mecedora que estaba afuera y que colinda con la habitación del vecino. Una vez allí, el agresor comenzó a pelear con el joven y lo amenazó.

Karlos, sin embargo, no le prestó atención y siguió sentado sin pensar que su vecino sacaría un cuchillo de la cocina y se lo clavaría por la espalda. Le perforó el pulmón y Arrieta Navarro no tardó en morir.


Conozca: Entró hasta el cuarto y disparó 16 veces a una pareja


“Ese señor (presunto homicida) tiene 64 años y aunque solo lleva cuatro meses en el barrio ha tenido problemas con muchos vecinos, todo le molestaba y amenazó hasta los niños, pero a Karlos se la tenía montada, y eso que el joven era discapacitado, y sinceramente era muy colaborador”, explicó una vecina.

Image
En esta silla apuñalaron a Karlos Arrieta, según testigos.

Una de las cosas que más consterna tanto a los familiares y vecinos respecto a la conducta del homicida, es que después de apuñalarlo se fue tranquilamente a la cocina a lavar el arma blanca.

 A los pocos minutos la hermana del occiso acudió al lugar para confrontar al agresor por la muerte de su familiar y él de nuevo levantó el cuchillo con la intención de seguir empeorando la sangrienta escena, pero esta vez una persona se atravesó para evitar otro crimen.

“Menos mal se acercó un señor, se metió entre los dos y le habló al loco ese, ahí si ya se calmó. De todas formas es un cínico, ni se movió de la casa y hasta se reía de la muerte del joven. Ese tipo es un maniático, un asesino, ese pelado no se había metido con nadie y lo más triste es que dejó una niña de un año sin papá”, manifestó otra vecina.


Le puede interesar: Un muerto y 20 heridos en El Tarra


El presunto criminal les dijo a los presentes, en forma de explicación, que la víctima le había pateado la puerta y fue por esa razón que entró en cólera. Sin embargo, ellos aseguraron que eran mentiras, pues ninguno escuchó o vio a Karlos Daniel haciéndolo y resaltaron que la condición física de la víctima era tan compleja que no creían posible que pudiera patear.

Las autoridades llegaron unas horas después y al conocer las versiones de la gente, de inmediato capturaron al presunto homicida e incautaron el arma blanca. Al cierre de esta edición, se adelanta un proceso judicial en su contra.

Image
En la puerta azul vivía la víctima y en la puerta verde, el presunto homicida.
Ella lo llevó al barrio

La madre del joven, entre lágrimas, dijo que el agresor vivía arrendado en esa casa porque ella había hablado con el dueño y lo recomendó. “Nosotros ya teníamos más de dos años de vivir ahí, pero ese señor hasta ahora tenía cuatro meses y ya había peleado con todos los vecinos”, dijo la mujer.

Agregó que lo conoció porque vendía limonadas cerca al centro comercial Ventura y ella trabajaba por ese sector “se veía como una persona tranquila y amable, pero cuando llegó cambió su forma de ser se volvió prepotente y amargado. Muchas veces le pedí a mi hijo que no dijera nada o que se encerrara en la casa para evitar problemas y mire lo que sucede”.


Además lea: Motociclista murió en un fuerte choque, en la vía a Astilleros


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda