Escuchar este artículo

Identifican a dos de las tres víctimas en la zona rural de El Carmen

Sábado, 30 de Octubre de 2021
El hecho ocurrió en la vereda Caracolí.

Las demostraciones del poder criminal que tienen los grupos armados ilegales que delinquen en Norte de Santander no cesan. La madrugada de ayer, se dio otra masacre, esta vez fue en zona rural de El Carmen. Tres hombres recibieron varios impactos de bala.

 

Lea también: Los ex-Farc reconocerán masacre de 34 campesinos en La Gabarra

Violencia y poder. Esa es la macabra relación que mantienen los integrantes de los diferentes grupos armados ilegales que envuelven a la población del Catatumbo entre el pánico y la tensión, con las que se han acostumbrado a vivir a lo largo de la historia.

El macabro hallazgo se dio la mañana de ayer en esa vereda que está en inmediaciones del corregimiento Guamalito, y fueron los campesinos de la zona los que alertaron a las autoridades sobre el hecho.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC

Extraoficialmente se conoció que dos de las víctimas fueron identificadas como Fredy Alfonso Jaimes Sarabia y Yoni Pacheco López, mientras que la tercera persona permanece sin identificar.

 

Versión del Alcalde

El mandatario local de El Carmen entregó una versión sobre este hecho, indicando que los tres hombres baleados estaban jugando billar en un balneario de la zona rural de El Carmen, cuando se registró una pelea y posteriormente se oyeron algunos disparos.

El alcalde, Wilfredo Gélvez Prado, indicó que los cadáveres estaban en la vía que comunica a las veredas Lagunetas y Astilleros.

“Al parecer se encontraban en un establecimiento público a las afueras del corregimiento de Guamalito, ahí se presentaron algunas riñas, escucharon disparos con las consecuencias posteriores. Se adelantan las investigaciones para esclarecer los hechos y determinar los móviles”, dijo el mandatario.

 

Las alertas

Entre la población civil existe preocupación por una posible arremetida de los grupos ilegales en esta zona, pues ya hay organizaciones defensoras de derechos humanos y hasta habitantes de esa región, asegurando que el frente 41 de la disidencia de las Farc, que hace parte de la ‘Segunda Marquetalia’, está ingresando al Catatumbo por los sectores de El Carmen que colindan con el Cesar.

Además, también se habla de que el frente 45 de la disidencia de las Farc, también haría parte de la ‘Segunda Marquetalia’, se estaría metiendo a Norte de Santander por las zonas que limitan con Boyacá y Santander. Algunos integrantes de esa estructura ilegal ya estarían en Cúcuta y es por eso que en el último mes han aparecido grafitis en la ciudadela Juan Atalaya.

De ser cierto, algunos expertos en el tema indicaron que se podría dar una guerra entre esas dos estructuras contra la disidencia del frente 33 de las Farc, que es liderada por Javier Alonso Veloza, alias Jhon Mechas, con el apoyo de ‘Gentil Duarte’, agudizando la situación de inseguridad en el departamento.

Esta semana, el defensor nacional del Pueblo, Carlos Camargo, dio a conocer la Alerta Temprana 025-21, en la que advirtió y hasta confirmó que los enfrentamientos que se vienen presentando entre diferentes frentes de la disidencia de las Farc, así como el Eln contra Los Pelusos, ponen en riesgo a más de 8.500 habitantes de El Tarra, San Calixto, y los demás municipios del Catatumbo.

Según la alerta, allí delinquen la disidencia del frente 33 y 41 de las Farc, así como el Eln con frentes Camilo Torres, Carlos Armando Cacua, Comandante Héctor y las compañías Diego y Héroes del Catatumbo, además del frente Libardo Mora Toro, de Los Pelusos.

 “La Defensoría advierte que se puede generar una confrontación violenta entre la disidencia del frente 33 de las antiguas Farc y el Eln, debido al fortalecimiento progresivo de la disidencia en los últimos tres años. La rivalidad con el Eln por el control territorial y las tensiones acumuladas entre ambos grupos, ya han generado recientes enfrentamientos armados en otros municipios de la subregión”, indicó Camargo.

La Defensoría también aseguró que a este panorama se suma la posibilidad de que haya combates entre las disidencias del frente 33 y la también disidencia del frente 41, en la zona del Catatumbo.

“Esta alerta advierte sobre la inminencia de homicidios selectivos, desplazamientos forzados masivos e individuales, confinamientos de población, paros armados, enfrentamientos con interposición de población civil y amenazas y restricciones a la movilidad. Por eso resulta fundamental que la institucionalidad del Estado articule un trabajo de prevención que evite la ocurrencia de estas situaciones”, concluyó el defensor del Pueblo.

 

Habló la disidencia

Andrey Avendaño, uno de los líderes del bloque Magdalena Medio de la disidencia del frente 33 de las Farc, rechazó la advertencia del Defensor del Pueblo y aseguró que no existe una confrontación entre la insurgencia.

“Estas noticias falsas lo que buscan es legalizar la arremetida militar para esta región, con la intención de eliminarnos a los que conformamos el frente 33 de las Farc, por los recientes ataques que se han perpetrado a la institucionalidad, al interior de las Fuerza Militares, pero rechazamos rotundamente este pronunciamiento”, dijo.

También sostuvo que no existe la confrontación, ni existirá, porque lo que la disidencia busca es una presunta negociación política a las problemáticas del Catatumbo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/3ljBtXC

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas