Escuchar este artículo

Incertidumbre ronda caso de universitaria baleada por el Ejército

Lunes, 26 de Noviembre de 2018
Silvia Juliana Manzano, de 22 años, recibió cuatro disparos que la tienen estado delicado.

La Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía deberá esclarecer el confuso hecho en que resultó herida de cuatro balazos, una estudiante de derecho de la Universidad Francisco de Paula Santander, de Ocaña.

El caso ocurrió en la noche del pasado sábado, en la vía que conduce al corregimiento Aguas Claras de Ocaña, donde soldados de la Trigésima Brigada del Ejército instalaron  un puesto de control.

Según se conoció, Silvia Juliana Manzano Picón, de 22 años, se movilizaba con su novio Brandon Plata Ordóñez, en una motocicleta, cuando regresaban de compartir una cena en un restaurante de la zona.

La versión castrense  apunta a que los motorizados omitieron presuntamente la señal de pare de los militares, por lo que uno de los soldados reaccionó disparando.

El general Antonio María Beltrán, comandante de la Trigésima Brigada, aseguró que sus hombres estaban en alerta debido a una información que tenía inteligencia sobre un presunto secuestro en el municipio.

“La reacción del soldado fue hacer un disparo disuasivo (de advertencia). Sin embargo, eso no ha sido una política de la institución, que se dispare en un puesto  de control”, dijo.

El oficial agregó que según la información que tuvieron en el hospital Emiro Quintero Cañizares, donde recibe atención médica la estudiante, las heridas no corresponden a las de un arma de largo alcance (fusil), que son las que utilizan las Fuerzas Militares. Por tanto, serían de pistola o revólver.

Niegan el pare

Contrario a la versión oficial, el novio de la estudiante, afirmó que los soldados nunca le dieron la orden de parar y por eso pasó sin problema por el lugar.

“No es justo que procedan de esa manera, ya que somos personas de bien, criados en el corregimiento de Aguas Claras. No saben el daño que me han hecho y a toda la familia”, dijo Plata Ordóñez.

Image
La opinión
La Opinión