Escuchar este artículo

Indagan sobre extraña muerte de tendero en Chapinero

Viernes, 21 de Febrero de 2020
Se presume que la muerte del hombre, quien estaba amordazado, fue por asfixia o de un paro respiratorio.

Extrañados, dolidos y con sentimientos de rencor e impotencia, amanecieron algunos vecinos del tendero Elías Antonio Cotes Manrique. El hombre, de 62 años, resultó muerto en la habitación de su casa en la esquina de la calle 7 con avenida 2 del barrio Chapinero.

“Él siempre salía temprano a hacer compras en Cenabastos. Era muy querido por este barrio y uno de los más antiguos. Siempre fue una persona amable”, dijo un vecino.

Según se conoció, a las 5:30 de la mañana de este viernes, un vecino que pasaba por esa cuadra se percató que la puerta de vivienda de Cotes estaba abierta.

Lea además Hallan cadáver amordazado en el barrio Chapinero

“El señor vio abierto y le tocó a la puerta, pero no salió y eso le causó preocupación. Entonces, entró poco a poco y cada vez que lo llamaba no tenía respuesta. Cuando llegó a la habitación vio todo revolcado y el cuerpo de don Elías en la cama”, contó una allegada a la familia de la víctima. 

Según el relato, quienes asesinaron a Cotes, primero lo amordazaron para evitar que pidiera auxilio y luego le ataron las manos con un trapo.

Cotes no tenía ninguna herida de puñal o de bala. Por  ello, las autoridades judiciales presumen que su muerte fue producto de una asfixia o de un paro respiratorio en medio del hecho.

Muchos de los residentes que llegaron hasta la esquina, no paraban de quejarse por los constantes robos de los que han sido víctimas y no dudaron en asegurar que este sería otro caso de atraco.

Sin embargo, las autoridades judiciales están tras otra pista que desvirtúa esta versión.

Le puede interesar Mujer baleada en Quinta Oriental murió después de 56 días

“En medio de la inspección, hallaron la tienda en orden y demás espacios. El hecho ocurrió dentro de la habitación donde se encontraron dos celulares, uno de estos, era un Iphone, también tenía un revólver. Además en la tienda había botellas de licor que no se robaron”, explicó una fuente judicial. 

El único dinero que, al parecer, faltaba era del producido del jueves. 

“Elías tenía una lista de las personas a las que les fiaba y siempre decía que en cualquier momento llegaban a pagarle”, agregó un residente del barrio. 

Vea “Se metió hasta el cuarto”, así actuaron atracadores en La Cabrera

Lo conocía

Otra de las pistas que tienen las autoridades es que probablemente la persona que está involucrada en el homicidio era conocida de la víctima, ya que no hallaron forcejeo en la puerta de la vivienda para entrar.

Las autoridades adelantan la búsqueda de la pareja de Cotes, para conocer si estuvo con él la noche del jueves. 

Aunque La Opinión se acercó a la casa para hablar con los familiares de Cotes, ninguno entregó declaraciones a la prensa. 

Image
La opinión
La Opinión