Escuchar este artículo

Intentaron matar a bala a un vigilante informal en Cúcuta

Leandro José Sánchez fue atacado en la invasión Paz y Futuro.

Las autoridades no tienen mayores pistas del pistolero que se le acercó a las 8:00 de la noche del lunes, a Leandro José Sánchez, de 39 años, quien trabaja como celador informal en la invasión Paz y Futuro, para atacarlo a balazos, hiriéndolo en la pierna derecha.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


El agresor huyó en una motocicleta luego de percatarse de que la víctima cayó al piso gravemente herida, por lo que el vigilante tuvo que ser auxiliado y trasladado al Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde fue intervenido quirúrgicamente. 

Según se conoció, la víctima no tiene amenazas ni problemas que pudieran desencadenar en el ataque a balazos, por lo que los investigadores que asumieron las pesquisas deberán establecer los móviles del hecho.


Lea aquí: Torturados, atados de manos y asesinados a balazos en La Parada


Unidades de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) se encargaron de la inspección y de las verificaciones en el lugar del ataque.

Un crimen en ese sitio

En esa misma invasión, pero en la avenida 49 con calle 2, la tarde del 15 de noviembre, fue asesinado Jainer Páez, además, dos niños de 8 años cada uno, también resultaron heridos por unas balas perdidas.

Tres días después, uno de los menores también murió, por lo que la tristeza y resignación se apoderó de sus familiares, que no podían entender cómo los culpables de este trágico hecho no tuvieron ninguna contemplación para atentar contra la vida de Páez en presencia de los niños que a esa hora estaban jugando frente a su vivienda.

Apuñalado en Atalaya

La madrugada de ayer fue atacado a puñaladas Ender Rueda Peñaranda, de 28 años, en la calle 1 entre avenidas 1 y 2, del barrio Chapinero.

Rueda, quien es habitante de calle, recibió dos heridas en el abdomen, luego de que su agresor lo señalara de haberlo robado días antes.

Mientras que el autor del ataque huyó del lugar, la víctima, que también estaba ebria, llegó hasta el Policlínico de Atalaya, donde los médicos se percataron de que las lesiones no tenían gravedad, por lo que le hicieron las curaciones y posteriormente le dieron de alta.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 21 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión