Escuchar este artículo

Investigan la muerte de un vigilante en Ocaña

Martes, 8 de Noviembre de 2016
Aseguran que el hecho se originó porque corrió a dos hombres extraños de la finca donde trabajaba.

La muerte del vigilante Manuel Mora Ortiz, de 56 años, tendrá que ser investigada por las autoridades. Serán ellas las que esclarezcan las circunstancias en las que la víctima recibió dos disparos que finalmente le costaron la vida.

El hecho ocurrió en el corregimiento La Ermita de Ocaña, la tarde del lunes festivo.

Según la versión del Ejército, uniformados de la Trigésima Brigada acudieron hasta el lugar por un llamado de la comunidad, que indicaba que Mora estaba intimidando a la población con un arma de fuego.

“Cuando los soldados del batallón de Infantería N° 15 General Francisco de Paula Santander llegan al sitio, son atacados con disparos, ante lo cual, y actuando en legítima defensa, los militares reaccionan, resultando herido el sujeto”, explicó la institución a través de un comunicado de prensa.

Según el Ejército, tras prestársele los primeros auxilios, Mora fue trasladado al hospital Emiro Quintero Cañizares, donde hacia las 6:40 de la tarde murió por los disparos recibidos en la pierna.

El Ejército anunció que a pesar de que el accionar de los uniformados se desarrolló en un acto “honesto y legal”, se iniciaron las investigaciones disciplinarias y penales correspondientes.

Sin embargo, los familiares de la víctima aseguraron que no hubo ningún intercambio de disparos y que el hecho se originó porque el vigilante corrió a dos hombres extraños de la finca donde trabajaba.

Al parecer, momentos después los dos hombres regresaron con los soldados y fue cuando Mora recibió los tiros. “Mi primo asegura que su papá no disparó el arma de dotación (un revólver)”, agregó un pariente de la víctima.

Image
La opinión
La Opinión