Escuchar este artículo

Julián fue a comprar una moto y terminó muerto

Miércoles, 24 de Noviembre de 2021
Conozca nuevos detalles del crimen.

Los familiares de Julián Ramírez Carrillo aún lamentan su muerte, luego de que un pistolero lo atacó por robarlo, afuera de la torre L de la Urbanización Ciudad Rodeo. 

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


El hombre de 38 años era padre de cuatro hijos y se dedicaba a la albañilería. Se desesperaba por apoyar a su mamá, su papá y sus hermanos, quienes lo recuerdan como el ‘hombre orquesta’, pues sabía de diferentes trabajos, de los que se valía para ganar dinero.
Lo último que supieron fue que salió, el martes en la mañana, en su motocicleta para el sector de Ciudad Rodeo, junto a un amigo, pues iban a encontrarse con un hombre que les iba a vender una moto. 
Se habían contactado por Facebook e iban a mirarla.
Si estaba en buen estado, volverían o mandarían a traer el dinero para comprarla.
 “Un hombre estaba vendiendo una Arcen roja. Me dio un número para contactarlo, como normalmente se hace. Decía que la moto no prende, pero sirve y tiene los papeles en regla”, comentó el acompañante de Julián.

Julián Ramírez Carrillo

Le puede interesar: Luego de discutir con su esposa la mató

Así fue que se citaron cerca de un supermercado de Ciudad Rodeo. Cuando el supuesto vendedor arribó les dijo que la moto la tenía a pocas cuadras y los metió por unos callejones. 
 “Él me señaló hacia un sitio y yo le pregunte dónde estaba la moto y él siguió apuntando hacia el frente, a unos apartamentos, cuando vimos fue a dos tipos apuntándonos con una pistola, con un proveedor largo, porque sobresalía”, explicó el acompañante.


El hecho 


A los hombres los amenazaron, les quitaron sus pertenencias y les arrancaron las llaves de las motos. Luego las botaron a un barranco.
Ante esto, la reacción de Julián fue perseguirlos para recuperar las cosas y gritar para que la comunidad los ayudara. 

Lea: Un congelador casi incendia restaurante chino

“Salen los dos tipos y le dicen a Julián ‘te vas a hacer matar’ y le dispararon. Le pegaron, primero, en un costado de la cara y, luego, le sueltan el tiro (en el pecho)”, explicó en medio de lágrimas el hombre. 
La víctima fue baleada sobre las 10:40 de la mañana del martes. Diez minutos después arribó al lugar una patrulla de la Policía. Posteriormente, tomaron un taxi, en el que lo montaron para transportarlo al Policlínico de Atalaya donde llegó sin signos vitales. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas