Escuchar este artículo

A la cárcel, hermanos por homicidio

Miércoles, 22 de Enero de 2020
El regaño a un hijo de uno de ellos desencadenó el asesinato de otro hombre en Cúcuta, el pasado 24 de diciembre.

Cegados por el odio, dos hermanos indígenas asesinaron presuntamente a Carlos Humberto Serrano Medina. El hecho ocurrió en un parqueadero del barrio El Callejón. Todo, por cuenta de un regaño a un hijo de uno de ellos.

El hecho de intolerancia involucró a los hermanos Édgar Fredy y Manuel Isodoro  Jacanamijoy Tisoy, quienes fueron enviados a la cárcel.

Todo se remonta al 24 de diciembre del año pasado, cuando en la calle 7 entre avenidas 6 y 7, arribaron los hermanos a cumplir una presunta amenaza de muerte contra Serrano Medina, quien era vigilante y vendedor informal. Ambos lo atacaron a puñaladas hasta matarlo.

Lea además Drogado mató a su hermana

Una fuente judicial cercana al caso, aseguró que el regaño que le lanzó Serrano al menor, (hijo de Édgar), se produjo el 23 de diciembre, cuando intentó agarrar una alcancía del parqueadero que cuidada Serrano.

Cuando el menor arribó a su casa, le dijo al papá lo que ocurrido y que presuntamente había sido víctima de malos tratos.

Los hermanos Jacanamijoy decidieron ir a buscar a Serrano al día siguiente en la mañana hasta su lugar de trabajo, donde lo amenazaron de muerte y posteriormente se fueron.

Pero, horas después los indígenas regresaron al lugar y atacaron a puñaladas a la víctima. El hecho quedó grabado en cámaras de seguridad.

Miembros de la Brigada Interinstitucional contra Homicidios (Brinho) arribaron a la escena del crimen y adelantaron las pesquisas para esclarecer el hecho e identificar a los autores del homicidio.

Los investigadores judiciales analizaron los videos y tuvieron los testimonios de algunos testigos, que ayudaron a identificar a los agresores.

Según se conoció, a través de la extracción de imágenes de los videos de las cámaras de seguridad, junto al reconocimiento de fotografías, lograron identificarlos. 

Le puede interesar Estaba desaparecido y lo encontraron muerto

Las autoridades tramitaron las órdenes de captura junto a la Fiscalía Sexta de Vida, el 30 de diciembre del año pasado. Desde ese momento, adelantaban su búsqueda.

El 15 de enero, la Policía capturó en Medellín a Manuel Isodoro Jacanamijoy, de 51 años, en cumplimiento de la orden judicial expedida por el Juzgado Segundo Penal Municipal de control de garantías por  homicidio agravado. 

Su hermano Fredy Édgar, de 43 años, finalmente decidió entregarse este miércoles en las instalaciones de la Fiscalía, tras conocer que también tenía una orden de captura.

Image
La opinión
La Opinión