Escuchar este artículo

A la cárcel por un crimen en el Espíritu Santo

Se hizo justicia 28 meses después.

Dos años y cuatro meses tardaron las autoridades para identificar y dar con el paradero del presunto asesino de Andrés Nacor Sánchez Cardozo. Se trata de Andrés Fabián Barrios Camacho, quien sería un comerciante de la invasión Espíritu Santo, precisamente en ese sector ocurrió el hecho de sangre.


Lea: Pánico por la quema de siete tractomulas en La Curva


La captura de Barrios Camacho, de 31 años, se dio luego de que la Sijín de Cúcuta recibiera información de la ubicación de una persona a la que varios testigos del crimen lo habrían identificado.

Los investigadores judiciales al tener esa información y analizar otras pistas recopiladas en la manzana F con lote 203, donde asesinaron a Andrés Nacor, a las 10:40 de la noche, del 19 de julio de 2020, vincularon a Andrés Fabián a las pesquisas.

“Nosotros recibimos datos que un hombre que vivía del comercio sería el asesino de Andrés Sánchez, luego hicimos la investigación para constatar y lo capturamos”, dijo una fuente judicial cercana a la investigación.

‘Amenazaba a la víctima’

En las indagaciones, los ‘sabuesos’ de la Sijín descubrieron que Andrés Barrios habría amenazado en varias oportunidades a la víctima para que se fuera de esa invasión y no volviera.

Extraoficialmente se conoció que Barrios en varias oportunidades llegaba hasta los lugares donde se encontraba la víctima, para decirle que él mandaba en la invasión y quería que se fuera de la zona.

“Él (Andrés Barrios) decía que él era el ‘duro’ de la zona y que tenía que hacerle caso, por lo que se cree que esas amenazas habrían desencadenado el asesinato”, señaló la fuente.

 

Entérese: ‘Javi’ pasó de las canchas de fútbol a la cárcel


Y agregó que el presunto asesino habría protagonizado varios escándalos en ese sector. “Él llegaba, brindaba unas cervezas y después formaba desorden”.

Andrés Barrios tiene anotaciones por porte de armas de fuego, en 2021. Además, varias personas han denunciado que él también los habría amenazado, por eso las autoridades esperan que esos elementos sean tenidos en cuenta para ampliar su prontuario judicial.

El crimen

Andrés Nacor Sánchez Cardozo fue atacado cuando caminaba junto con tres amigos, y un pistolero los interceptó y le disparó a él en la cabeza, falleciendo de inmediato.

Los disparos alertaron a los habitantes de ese sector, quienes de inmediato alertaron a los uniformados de la  Policía Metropolitana de Cúcuta de lo que  acababa de ocurrir, para  que arribaran al lugar.

El cadáver quedó tendido en la mitad de una carretera polvorienta, ante la mirada inerte de los habitantes de este popular sector.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 23 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión