Escuchar este artículo

‘La muerte del intendente Bareño no quedará impune’

Jueves, 23 de Diciembre de 2021
La familia quiere ayudar a los departamentos de explosivos de la Policía en el país.

Un sentido único del humor, un hombre alegre y con un gran corazón, son las primeras impresiones que la esposa del intendente Willian Fernando Bareño Ardila puede recordarlo a él con nostalgia.


Conozca: Los rastros de un homicidio en San Luis


Y aunque solo hayan pasado nueve días desde la trágica muerte de Bareño Ardila y su compañero, el también intendente David Reyes Jiménez, en el atentado al Aeropuerto Internacional Camilo Daza, la familia de Willian Fernando, con un fuerte apoyo en la religión, aseguró que quiere cerrar el ciclo del fallecimiento de aquel padre ejemplar, con las honras fúnebres que harán hoy en el centro cristiano, ubicado en Los Patios.

Ceremonia que será posible porque ayer, en la noche, llegaron los restos que estaban siendo identificados por un grupo de la Dijín en Bogotá.

“Nadie va a hablar mal de Bareño, mi esposo era un loco a ratos, muy chistoso, hacía reír a todo el mundo, desde los generales hasta los coroneles, tenía un gran carisma y al ser uno de los pocos técnicos en explosivos, ha dejado muy tocados a sus compañeros, por lo que nos han demostrado”, manifestó Belkis Báez, esposa del intendente Bareño.

Los familiares, en evidentes rastros de tristeza y duelo, recalcan que pese a la opinión negativa que se tiene sobre los policías, también existen personas así como Willian Fernando, que se sacrificaron en muchas ocasiones por la comunidad.

“Mi esposo en varias oportunidades dejaba de pasar tiempo con su familia o pasaba derecho uno o dos días, trabajando por la comunidad, pero ese tipo de cosas no las ven o las resaltan, hay policías excepcionales y ese era el caso de mi esposo”, indicó la esposa del suboficial fallecido.


Le puede interesar: Balas, miedo y extorsiones, el panorama de La Parada


Así mismo, Belkis contó que su marido era una persona que nunca dejó de estudiar, su vocación y gran devoción a la institución la tuvo desde mucho tiempo y fue por esa razón que llegó a ser uno de los pocos expertos antiexplosivos del departamento. “Todos los meses se leía un libro, él siempre quería aprender, hasta sus últimos días”.

Homicidio.

Más garantías a los héroes

Debido a las condiciones en las que se encontraban ambos uniformados, cuando revisaban el explosivo que acabó con sus vidas, que, según la esposa de Willian Bareño, no contaban con el traje antiexplosivo ni con los equipos necesarios para hacer el protocolo de inspección, la familia del intendente interpondrá un proceso legal para que la muerte no sea en vano.

“Ya me cansé de discutir con necios, los que tienen razón solo callan y prueban, estoy recopilando documentos y fechas sobre esa problemática, por lo que voy a llegar hasta las últimas instancias, si es necesario, para cambiar las cosas del departamento de explosivos. Los equipos que tiene ese departamento no son los aptos y con mi esposo muchas veces dialogamos de ese tema”, comentó Báez.

La mujer, quien es ingeniera de minas, asegura que mientras continúe con vida, va a luchar para que en todo el país se garanticen las condiciones mínimas de seguridad para todos los uniformados que hacen parte la sección de explosivos, pues ha visto muchas irregularidades en la compra de los equipos por parte de la Policía.

“Y no es solo con la Policía, el aeropuerto que se supone que es internacional, no tenía mantenimiento, la malla también no contaba con una buena infraestructura, por esas razones, yo no voy a descansar hasta que algo no cambie en estas instituciones, la muerte de mi esposo no será impune”, concluyó la esposa del intendente.


Además lea: Así pusieron la bomba contra policías en Prados del Este


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda