Escuchar este artículo

La muerte les tocó a la puerta en el barrio La Divina Pastora

Domingo, 7 de Noviembre de 2021
El hecho se dio en la avenida 34 con calle 26.

Los rastros de sangre del hombre que llegó gravemente herido a una vivienda, ubicada en la avenida 34 con calle 26, del barrio La Divina Pastora, todavía se podían ver ayer, en la mañana, como muestra del sufrimiento que padeció la víctima de un ataque a bala, antes de morir.

 

Lea también: Asesina a prestamista frente a su casa en Valles de Girón

El estruendo de los últimos golpes que alcanzó a dar el hombre baleado, a la puerta de la vivienda, suplicando que lo ayudaran, fue lo que despertó a la familia que habita en este popular sector de Cúcuta, a la 1:20 de la madrugada.

“Yo pensé que era algún borracho o esas personas que solo quieren molestar a los demás, pero cuando me asomé, vi al muchacho ahí sentado frente a la puerta de la casa y lo único que me alcanzó a decir era que no lo dejara morir”, dijo uno de los residentes de este lugar.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC

El trágico momento llevó a esta familia a alertar de inmediato a la Policía Metropolitana de Cúcuta, para que el cuadrante se acercara al lugar y verificara lo ocurrido, sin embargo, mientras transcurrieron los cinco minutos que tardó la patrulla en llegar, la víctima dio los últimos suspiros y murió frente a la casa.

Impactados e impresionados. Así quedaron los miembros de esta familia, entre estos, algunos menores de edad, cuando tuvieron de frente el hecho de sangre.

“Les dije a mis hijos que por eso deben siempre ir por el buen camino, porque uno no sabe qué pudo haberle pasado a ese muchacho. Lo cierto es que por acá nadie lo conocía”, dijo una de las personas que se percató de la llegada de la víctima a esa humilde vivienda.

Cuando los uniformados se acercaron al hombre, que tenía entre 20 y 30 años, y se percataron de que ya no tenía signos vitales, le solicitaron a los miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) que se encargaran de la inspección técnica y el levantamiento del cadáver.

La víctima vestía una franela blanca, bermuda de bluyín, tenis de colores blanco y negro. Además tenía en la espalda un tatuaje con la palabra “Edinson”.

Los investigadores judiciales adelantaron la inspección y trasladaron el cadáver al Instituto de Medicina Legal, a la espera de que sea identificado por los familiares.

¿Qué pasó?

Entre algunas versiones que las autoridades conocieron por unos testigos del hecho, es que mientras un grupo de consumidores de drogas estaba alrededor de la cancha del barrio Belén de Umbría, ubicada a tres cuadras de donde finalmente cayó sin vida la víctima, se acercó un pistolero que se movilizaba en un taxi y le disparó.

Los acompañantes del hombre atacado huyeron del lugar, mientras que él intentó buscar ayuda hasta llegar a la vivienda donde murió.

Tanto en el lugar donde cayó la víctima, como en el sitio que mencionó el testigo de donde ocurrió el ataque, hay cámaras de seguridad, por lo que los investigadores adelantan las pesquisas para analizar los videos y así poder seguirle la pista a los autores del crimen.

“Por este lado se puede ver que el muchacho venía solo caminando, con evidentes gestos de dolor, hasta que se arrimó acá a la casa”, dijo un vecino de La Divina Pastora.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/3ljBtXC

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas