Escuchar este artículo

La Policía evitó que atentara contra su expareja con una granada en Cúcuta

Viernes, 20 de Mayo de 2022
Wilmar Rodríguez Arenas deberá responder por porte ilegal de armas o explosivos.

“Si no es para mí, no es para nadie”. Esta fue la advertencia y amenaza que lanzó Wilmar Rodríguez Arenas, a su expareja, en el barrio Simón Bolívar, mientras sostenía en la mano una granada de fragmentación, a punto de ocasionar una tragedia en la vivienda.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


En medio de las intimidaciones y el pánico que generó la situación, la mujer alcanzó a alertar a unidades de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), que rápidamente acudieron al llamado y llegaron hasta el lugar con el fin de frustrar el ataque contra ella y su familia.

“El cuadrante, en un acto heroico, ingresó a la casa y tomó la granada para librar de cualquier peligro a la comunidad”, dijo el mayor Fredy Molina, comandante del segundo distrito de la Policía.


Lea aquí: 'Los del Triángulo', presuntos homicidas de un veedor de movilidad en Cúcuta


 

Los uniformados redujeron al sospechoso y de inmediato lo capturaron por el delito de porte ilegal de armas, explosivos o munición, por lo que quedó a disposición de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía y posteriormente fue presentado en audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento, en las que un juez decidió enviarlo a la cárcel.

Por ahora las autoridades adelantan las investigaciones para determinar la procedencia de la granada IM24 que fue incautada en el procedimiento y que tuvo que ser inspeccionada por unidades del grupo antiexplosivos de la Policía.

“El detenido no tiene antecedentes, pero tenía una granada y pudo ocasionar un hecho doloroso, por lo que ahora debe responder en el cárcel por lo que hizo”, dijo el oficial.

 

‘Un cuadro psicópata’

La psicóloga Narda Parra explicó que el comportamiento que tuvo el detenido se cataloga como un cuadro psicópata, por tener también una dependencia emocional con respecto a su pareja.

“Cuando alguno de los dos en la pareja opta por terminar la relación, la otra persona más se obsesiona y empieza a desarrollar conductas antisociales, puede tener trastornos y una patología psicópata, que puede ser el caso de esta persona”, dijo la experta.


Conozca: De una puñalada mataron a ‘El Churco’ en la avenida cero


Asimismo, la profesional aseguró que cuando en una relación existen celos, violencia, malos tratos, entre otros, se determina que es tóxica y esto también genera la dependencia emocional.

“Cuando se es dependiente emocional, todos sus estados de ánimo dependen de la relación. Si están bien, pues la persona es feliz, si no, hay tristeza, inseguridad, la sensación de no poder vivir sin la otra persona”, dijo Parra.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda