Escuchar este artículo

La Policía le sigue el rastro al microtráfico de Horman Lobo

Algunos expendedores detenidos delinquían al servicio del prófugo de la justicia.

Con las capturas de varios miembros de una presunta banda dedicada a la venta de marihuana y cocaína, en el barrio Carora, las autoridades están convencidas de que debilitaron la intención de dominio y expansión que tendría Horman Javier Lobo Duarte, un reconocido microtraficante que está prófugo de la justicia después de fugarse del CAI de Alfonso López, en 2020.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Para identificar a los integrantes de esta red de microtraficantes y los movimientos delictivos de cada uno, la Sijín de la Policía Metropolitana de Cúcuta infiltró a dos de sus hombres, simulando ser consumidores de drogas, que tuvieron la misión de hacer compras controladas y así ganarse la confianza de los expendedores para poder identificarlos y conocer su accionar.

La investigación se inició en enero de este año, luego de que una fuente humana alertara a las autoridades sobre las constantes ventas de dosis de drogas a cualquier hora del día en este lugar.

“Este lugar de expendio ya era reconocido por la Policía, porque anteriormente se habían capturado unas personas ahí, que se encargaban de vender drogas”, explicó una fuente judicial.


Lea también: Habrían lavado $63.000 millones con exportaciones ficticias en Cúcuta

 

El objetivo de las autoridades se concentró en una vivienda ubicada en la calle 4 con avenida 11, de Carora, en donde siempre había constante arribo de habitantes de calle y otros consumidores que llegaban hasta en vehículos de alta gama en busca de dosis de marihuana y cocaína.

La Policía presume que esta banda conocida como ‘Los Visajosos’, ganaba hasta 3 millones de pesos diarios por la venta de drogas.

¿Cómo delinquían?

En medio de las investigaciones, la Sijín estableció que algunos integrantes de la organización delincuencial se la pasaban en las esquinas de donde está ubicada la vivienda, esperando a los compradores para tratar de despistar la atención de las autoridades en la casa donde se almacenaba la droga.

“Los ‘campaneros’ recibían el dinero y se iban hasta la casa, donde una persona les entregaba la droga y luego retornaban a las esquinas, donde los esperaban los consumidores. Esta era una estrategia que tenían para no tener afluencia de personas en la vivienda”, explicó una fuente judicial cercana a las pesquisas.

Los detenidos en este lugar fueron Daniel José Carrasco Milano, Luis Alfonso Segovia Flórez y Nicolás Stevenson Moreno Torres.

Image
microtráfico
En Barrio Nuevo

Las investigaciones de la Sijín, en conjunto con la Sipol y el Grupo Goes de la Policía, continuaron en dos inmuebles, en los que también se expendían drogas, en Barrio Nuevo.

Los investigadores establecieron que Luis Emerson Martínez Santos, conocido como ‘Lucho’, sería el presunto líder de la organización; Isaac Gabriel Pineda López y Jaime Eduardo Silva Rojas, quienes estaban requeridos con orden de captura por los delitos de concierto para delinquir y fabricación, tráfico o porte de estupefacientes, eran los encargados de ayudar en la comercialización de las dosis.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Entre tanto, la Sijín también detuvo a Ramiro Antonio Meza Bonilla en flagrancia, al hallarle dosis de drogas, en el momento del operativo.

Según se conoció, ‘Lucho’ mantenía su fortín en una chatarrería, que funcionaba como fachada, para evitar el control de las autoridades.


Lea aquí: La infame muerte de un niño por golpes que le dio su padrastro

 

“Este hombre cambiaba chatarra por bazuco, por lo que a este sitio llegaban constantemente habitantes de calle”, dijo la fuente.

Detenidos en Tucunaré

Gonzalo Espinoza Suárez, Saúl Alberto Ortiz Díaz y Naún Contreras Carvajalino fueron capturados en una vivienda del barrio Tucunaré, señalados de pertenecer a la banda conocida como ‘Los Piscos’, también dedicada al tráfico de drogas. 

En el operativo, la Policía se incautó de  4.400 dosis de marihuana, cocaína, base de coca,  además de 10 millones de pesos en efectivo.
  
El imperio del clan Lobo

Horman Javier Lobo Duarte, quien era uno de los cabecillas de la red delincuencial’ Los Manzaneros’, que también se dedica a la comercialización de drogas, fue capturado junto con sus primos Harold Rubén Prieto Lobo, con antecedentes de homicidio y fuga de presos, y Jaime Yesid Gelvis Prieto, en junio de 2020, en la ciudadela Juan Atalaya, pero seis meses después este hombre se escapó del CAI Alfonso López donde la Policía lo tenía en un calabozo.

En el procedimiento policial los uniformados les incautaron dos pistolas calibre 9 milímetros marcas Prieto Beretta y Glock; un revólver calibre 38, marca Taurus y un rifle de réplica y de fogueo, en la manzana 4 lote 12, de la urbanización Brisas de Las Américas.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 3 de Agosto de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión