Escuchar este artículo

Le dispararon con sevicia, en el barrio Torcoroma II

Domingo, 2 de Agosto de 2020
15 vainillas de pistola 9 milímetros, fueron halladas en la escena del crimen. 

Los gritos, mezclados con lágrimas, de los familiares de Juan Alberto Flórez Duque se escucharon en la manzana D25 con calle 10 del barrio Torcoroma II, al ver a su ser querido tendido en el piso y sin vida.

Eran las 10 de la noche del sábado y Flórez Duque estaba a bordo de su moto Suzuki GN roja, cuando fue atacado por un hombre que iba como parrillero de otra moto y disparó dos veces hasta hacer detener la marcha a su objetivo.

Se conoció que la víctima, de entre 20 y 25 años,  alcanzó a correr unos metros, pero fue alcanzada por su asesino, quien lo remató dejándolo en el suelo bocabajo y con el casco de protección puesto.

Lea También: Lo sacaron obligado de su casa y lo mataron

Cuando el homicida se percató de que había cumplido su cometido, huyó de la escena del crimen junto a su cómplice, sin dejar ningún rastro y sin que uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta pudieran capturarlo.

“Todos estábamos adentro ya listos para dormir, pero cuando sonaron los tiros, yo solo pensé en meterme debajo de la cama y, al rato, cuando ya oí a los vecinos gritar que habían matado a alguien, me asomé con cuidado y vi al joven muerto ahí al frente”, dijo una vecina del sector.

Una vez la Policía Metropolitana fue alertada del hecho, custodió la escena del crimen para que los miembros de la Brigada Interinstitucional contra Homicidios (Brinho) llegaran y adelantaran la inspección y levantamiento del cadáver. Se conoció que los investigadores encontraron 15 vainillas de pistola 9 milímetros.

¿Retaliación?

Los funcionarios judiciales adelantan rigurosas pesquisas para capturar a un presunto delincuente que sería el autor del crimen.

“Se conoció que la víctima había tenido una discusión hace algunos días con un hombre, al parecer, por el tema de una droga”, dijo una fuente judicial.

Sin embargo, extraoficialmente también se conoció que una de las primeras hipótesis que tenían las autoridades es que el homicidio tendría algún tinte pasional, porque, presuntamente, la víctima mantuvo una relación con la expareja del homicida.

Por ahora, avanzan las investigaciones y serán las autoridades las encargadas de esclarecer los móviles del crimen y de esta manera capturar al agresor.

Image
La opinión
La Opinión