Escuchar este artículo

Legalizaban millonarias ganancias del narcotráfico

Domingo, 25 de Octubre de 2020
Los tres capturados en Cúcuta están pedidos en extradición por Estados Unidos.

Las constantes operaciones dirigidas por la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) de la Policía, desde Bogotá, en coordinación con las autoridades estadounidenses, para capturar a presuntos narcotraficantes y testaferros en Cúcuta, mantienen a la capital nortesantandereana en la lupa de las autoridades extranjeras, por ser un corredor de droga.

La conexión del narcotráfico entre el Catatumbo, Cúcuta y Venezuela, genera una jugosa ruta para los narcotraficantes que mantienen alianzas con carteles de drogas de diferentes sitios del mundo, que poco a poco expanden su fortín entre Colombia, Centroamérica, Estados Unidos y Europa.

Para las autoridades en Norte de Santander no es un secreto que los grupos armados ilegales como el Ejército de Liberación Nacional (Eln), Los Pelusos, la disidencia de las Farc y Los Rastrojos, libran una lucha constante por dominar los territorios al servicio del narcotráfico, para así llenar sus arcas y mantener la producción de la droga que finalmente es exportada hacia grandes mercados como Estados Unidos y Europa.

Por esto, el viernes, uniformados del Grupo de Investigaciones Interagenciales de la Dijín capturaron en Cúcuta a Yinman Adolfo Vargas Carrillo, Javier Iván Peñaranda Suescún y Henry Omar Medina Rojas, quienes están requeridos para comparecer ante la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico, por los delitos de lavado de activos y narcotráfico.

Según se conoció, los capturados presuntamente hacían parte de una estructura dedicada al lavado de dinero que provenía del narcotráfico.

Según las autoridades estadounidenses, estos hombres alcanzaron a legalizar al menos 4,5 millones de dólares para Los Pelusos y a otros grupos delincuenciales.

Aunque aún no hay un pronunciamiento oficial de la Policía, se pudo establecer que la estructura legalizaba el dinero producto del narcotráfico, creando empresas como fachadas en Estados Unidos, Panamá, Islas Vírgenes y Colombia, para soportar presuntos intercambios comerciales que generaran las millonarias ganancias.

Los capturados fueron trasladados hacia Bogotá para iniciar el proceso de extradición a Estados Unidos.

No obstante, las autoridades mantienen rigurosas investigaciones contra diferentes estructuras con acciones delictivas similares a las de estos tres hombres, para golpear la cadena del narcotráfico en la región.

La operación
Desde hace un par de semanas investigadores de la Dijín, en asocio con miembros estadounidenses, comenzaron a seguir a estos presuntos lavadores de dinero del narcotráfico.

Por eso, una vez establecieron sus rutinas, el viernes le cayeron a cado uno de los tres hombres y los capturaron, para luego trasladarlos a Bogotá, donde eran esperados para las audiencias concentradas.

Se espera que rápidamente el Gobierno Nacional le dé el visto bueno a la extradición para que respondan por el lavado de activos. 

Otras capturas
Cabe resaltar que las autoridades estadounidenses, este año, han llevado a cabo varias operaciones en Cúcuta y otros municipios de Norte de Santander, tratando de acabar con esa cadena del narcotráfico.

A inicios de septiembre se dio una de las operaciones más recientes. Edwin René Montagut Cárdenas, alias Javier Sánchez, Petaka o Peroso; y César Iván Vásquez Jiménez, El Indio, fueron capturados en Cúcuta, también con peticiones de extradición por Estados Unidos.

En ese momento, miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, provenientes de Bogotá, que fueron acompañados por soldados del Ejército que llegaron a la capital de Norte de Santander, provenientes de Bucaramanga, adelantaron el operativo para capturar a los dos hombres.

Según se conoció, Montagut, también conocido como Pana, Isaac o Soprano, de 44 años, fue requerido para comparecer por lavado de dinero y concierto para delinquir.

Entre tanto, Vásquez Jiménez, de 55 años, está solicitado por los estrados norteamericanos por los delitos de tráfico de narcóticos y porte ilegal de armas.

El indio es señalado de fabricar y distribuir 5 o más kilos de cocaína en Estados Unidos. Asimismo, de “ayuda y facilitación en el porte y uso de armas de fuego, durante y en relación con uno o más delitos de tráfico de narcóticos”.

Image
La opinión
La Opinión