Escuchar este artículo

Lo acribillaron sentado en un taxi en Santa Ana

Domingo, 18 de Marzo de 2018
Luis Alberto Cortés fue víctima de un sicario cuando acababa de llegar a un taller de mecánica.

“¿Qué pasó mi pez?”, esa fue la única pregunta que Luis Alberto Cortés alcanzó a lanzarle a su homicida, segundos previos a que el pistolero sacara su arma y le disparara en repetidas ocasiones en su cara, causándole la muerte de manera inmediata.

Solo tres minutos llevaba Cortés sentado en el asiento delantero de pasajero, en un taxi, frente a un taller de mecánica, ubicado en la avenida 21 entre calles 9 y 10 del barrio Santa Ana, cuando ocurrió el crimen.

Al parecer, Luis Alberto llegó en su carro marca Mazda 323 para arreglar algo del vehículo y se sentó en el taxi que estaba en el taller, mientras le traían un diluyente de pintura.

Le puede interesar Dos heridos en ataque a bala en Villa del Rosario

“Yo estaba hablando con él y estaba agachado limpiando el taxi, cuando vimos llegar al hombre en la motocicleta, me miró, luego lo miro a él dos veces y sin decir nada sacó el arma y empezó a dispararle. Yo pensé que también me iba a matar”, dijo el mecánico que presenció el homicidio.

Según se conoció, el homicida, quien se movilizaba en una motocicleta venezolana marca Empire Socialista azul, primero pasó por el lugar para percatarse de que su víctima estuviera ahí, luego dio la vuelta y se regresó para asesinarla.

El agresor al ver que Luis Alberto quedó muerto, huyó del lugar, con rumbo hacia el sector San Juanito, sin dejar ningún rastro.

A pesar de que uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta trataron de ubicar al responsable del crimen, el pistolero fue más hábil y logró escapar.

¿Quién era?

Cortés era mecánico de carros y tenía su taller a dos cuadras de donde fue asesinado. La expareja de la víctima arribó a la escena del crimen y protagonizó escenas de dolor.

“Él fue a mi casa a las 6:30 de la mañana, sacó una ropa que yo le había lavado el sábado y me dijo que estaba obstinado”, aseguró la mujer.

Lea además Lo persiguieron a bala hasta asesinarlo

Asimismo, dijo que tuvo una relación sentimental con Luis Alberto el año pasado y que actualmente no eran pareja. “Él no tenía familia acá, le gustaba ir a mi casa, porque decía que era el único lugar donde se sentía bien”, dijo.

Sin embargo, recordó que hace aproximadamente 15 días, Cortés tuvo una riña con un hombre desconocido en su taller de mecánica.

Miembros de la Brigada Interinstitucional contra Homicidios (Brinho) arribaron al lugar del hecho y practicaron la inspección y el levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal.

Por ahora, las autoridades adelantan las investigaciones para esclarecer los móviles del homicidio y el presunto autor del hecho.

Al parecer, una hija de la víctima vive en el municipio Pedro María Ureña del estado Táchira (Venezuela).

Image
La opinión
La Opinión