Escuchar este artículo

Lo acusan de participar en el asesinato de un líder social

Miércoles, 20 de Abril de 2022
Tenía una orden de captura por concierto para delinquir agravado.

Dixon Torres Quintero creyó que después de haber tenido una fuerte injerencia en actos criminales con grupos al margen de la ley, en la zona rural de Cúcuta que colinda con Puerto Santander, durante años, no tendría ningún proceso judicial en su contra, por lo que cuando deambulaba por el barrio Antonia Santos, no dudo en entregar su cédula a unos policías para que le revisaran los antecedentes penales.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Pero con lo que él no contaba, era que había una orden de captura en su contra, por eso los uniformados de inmediato lo detuvieron y llevaron a las instalaciones de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), para certificar por las huellas dactilares que efectivamente se trataba del hombre que era buscado por concierto para delinquir agravado.

Allí, las autoridades policiales conocieron que Dixon Torres fue durante varios años integrante de las Farc y aunque se desmovilizó en el 2016, presuntamente, siguió colaborando de forma indirecta con la disidencia del Frente 33 en el corregimiento de Banco de Arena y Puerto Santander.

“Se presume que además el hombre es el autor de la muerte de un líder sindical en el sector El Tablazo, en Banco de arena, en 2018, ya que lo capturamos, vamos a volver a indagar en el caso ahora para lograr esclarecerlo”, aseguró una fuente policial.

El hombre, luego de verificar su situación jurídica, fue trasladado a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía. Luego de las audiencias concentradas y el material probatorio en su contra, un juez decidió darle medida de aseguramiento en la Penitenciaría de Cúcuta.


Conozca: Un disparo los alertó del asesinato en La Playita


La fuente judicial aseguró que por lo general, cuando las personas saben que tienen una orden judicial en su contra, dicen cédulas con otros nombres, sin embargo, aseguró que por lo general, los uniformados se dan cuenta cuando que el documento no corresponde.

“Si la persona da un número que no corresponde a su edad, de inmediato se identifica, pero cuando es un número en su rango de edad, se mira el lugar de procedencia y casi siempre cuando son otros documentos, salen lugares de otras regiones que no corresponden a sus características físicas”, sostuvo la fuente policial.

 

No es la primera vez que cae

En 2014, Dixon Torres junto con siete personas más, que harían parte de las extintas Farc, fueron detenidas con nueve kilos de pasta base de coca en un operativo liderado por el Ejército y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en el Catatumbo.


Le puede interesar: Otro doble homicidio en Heliópolis, van dos en 30 días


El grupo fue detenido en Convención, El Tarra y Teorama, municipios en los que, según las autoridades, cumplían diversos roles dentro de la estructura criminal, unos con funciones de explosivistas, otros se encargaban del procesamiento y comercialización de narcóticos y otros de planear atentados contra la Fuerza Pública.

Image
Capturados en Atalaya.
 
Quisieron robar en una buseta y los capturaron

Jainer Stewar Espinoza Torres, Andrés David Sierra Contreras y un adolescente, fueron detenidos por la Policía Metropolitana de Cúcuta cuando eran perseguidos por el pasajero de una buseta que presuntamente robaron.

Los uniformados los detuvieron cuando huían por la avenida 3 con calle 5, del barrio La Victoria, y luego de requisarlos, a uno de ellos, le encontraron un cuchillo con el que, según las víctimas del hurto, hirió a uno de los pasajeros, y al otro le hallaron un arma traumática con la que amenazó al grupo de pasajeros. Además, tenían dos celulares robados.


Además lea: Mataron al ‘Diablo’ en su casa mientras dormía


Los adultos fueron trasladados a las autoridades competentes y un juez les dio medida de aseguramiento en la Penitenciaría de Cúcuta, por los delitos de hurto agravado e instrumentalización de menores para cometer delitos.

El adolescente fue enviado por un juez de infancia y adolescencia a un centro de rehabilitación para menores.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda