Escuchar este artículo

Lo amarraron y asfixiaron y dejaron su cadáver muy cerca de su casa  

Martes, 20 de Julio de 2021
Una cámara de seguridad del barrio Bellavista habría captado a los asesinos del joven Denys Gabriel Solano Sepúlveda.

"Nadie escuchó nada. Hacia las 6:00 de la mañana fue que toda la gente en el barrio empezó a enterarse que había un muerto tirado en una esquina”, señaló este lunes un vecino de la calle 30 con avenida 10 del barrio Bellavista en la ciudadela La Libertad.

Ni un disparo, ni un solo grito -dicen los pobladores- lograron percibir a esa hora de la mañana y tampoco en la madrugada. Solo una cámara de seguridad, cercana a esta esquina, habría captado a los asesinos de Denys Gabriel Solano Sepúlveda, el joven de 21 años a quien dejaron tirado a media cuadra de la puerta de la humilde casa de su madre.

“No se le veían heridas, solo un poquito de sangre que quedó sobre el pavimento, como si le hubieran pegado en la nariz” detalló otro vecino.

El cadáver de Solano Sepúlveda fue atado de manos por la espalda y los pies con una cabuya. La cabeza estaba entre una bolsa amarrada al cuello con un lazo para lograr la asfixia. La víctima vestía una camiseta rosada, jean gris, tenis azul con gris y debajo del cuerpo portaba un bolso, tipo canguro. 

Le puede interesar: Primer detenido por crimen de hombre que se negó a vender licor

Enseguida, la noticia corrió a la casa de la mamá de Denys Gabriel, quien salió apresura a confirma el lamentable hecho que la invadió de dolor, pero consciente de que pudo tratarse de una muerte anunciada.

Los primeros policías en llegar a la escena acordonaron la esquina, mientras funcionarios de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) recolectaron las primeras evidencias de interés. En la inspección visual, los funcionarios judiciales no encontraron heridas en el cuerpo por arma de fuego, siendo levantado y llevado a Medicinal Legal, donde los peritos forenses confirmarán la asfixia o cualquier otra causa asociada a la muerte.  

Muerte anunciada

La progenitora les explicó a los investigadores que días atrás recibió la visita de unos extraños quienes, al parecer, querían su casa como garantía por una deuda de su hijo. Enseguida prosiguieron a amenazarla con la muerte de Denys Gabriel. “Entonces la señora les dijo que no, que cómo se les ocurría”, contó un conocido.

Un tío del occiso y varios vecinos coincidieron en afirmar que el joven tenía problemas de drogadicción y ello desencadenaba en una personalidad conflictiva y agresiva. 

Lea nuestro contenido premium: ‘Jhon Mechas’ y ‘El Rolo’, los comandantes subversivos detrás del atentado contra Duque 

“Nosotros no lo tratábamos porque era un problema, pues con todo mundo se metía. Él tiene más hermanos, pero vivía solo con la mamá. El muchacho consumía (droga) y se descontrolaba y corría a la gente. Una vez se subió a la platabanda de su casa y decía que se quería matar y a quien pasaba le tiraba piedra, mientras la mamá le rogaba para que se bajara”, señaló un habitante de la cuadra. 

Por ahora, las autoridades indagan sobre la versión entregada por la mamá de la víctima, aunque no descartarán otras hipótesis. Hoy se espera que el cadáver sea entregado a sus deudos para darle sepultura.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión