Escuchar este artículo

Lo buscaban por un homicidio y se entregó a la Policía

Lunes, 27 de Septiembre de 2021
Brayan Caicedo es uno de los homicidas más buscados, pero él asegura que no cometió ningún crimen.

Brayan Julián Caicedo Montañez, quien desde el año pasado ha aparecido en algunos carteles de los homicidas más buscados por la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), decidió entregarse a la justicia, la tarde del jueves.

El hombre, en compañía de su abogado, llegó a las instalaciones de la Sijín y manifestó que quería entregarse para demostrarles a las autoridades que él no tenía nada que ver en el homicidio por el que lo están inculpando, sin embargo, las autoridades tendrían varias pruebas que lo vinculan a ese crimen.

Lea también: Un hecho pasional, detrás de homicidio en Atalaya

Minutos antes de arribar a las instalaciones policiales, Caicedo Montañez habló con Q’hubo y aseguró que él no tenía nada que ver en el asesinato que le están imputando y que él tiene las pruebas suficientes para demostrarlo.

“Yo no participé en ese hecho. La verdad no sé por qué me están culpando y por eso me estoy presentando ante la Policía, con mi abogado. Queremos saber por qué me están acusando de ese delito”, aseguró Brayan Julián, quien hoy aparece en un nuevo cartel de los homicidas más buscados de Cúcuta y el área metropolitana.

La primera vez que la foto de este hombre apareció en uno de los carteles que sacó la Mecuc fue en julio del año pasado y hace unos días, volvieron a ponerlo en otro de los volantes que emitieron las autoridades.

Lea aquí: Carros de alta gama, en la mira de dos bandas en Cúcuta

“Me di cuenta que me estaban buscando el año pasado, pero no me quise entregar, porque estaba buscando las pruebas suficientes para demostrarle a las autoridades que están equivocadas, que yo jamás cometí ese hecho”, manifestó Brayan Caicedo.

Y precisamente, al verse entre los más buscados, este hombre decidió esconderse mientras que con su abogado recopilaban testimonios y otras pruebas para lograr sacar en limpio su nombre.

Uno de los carteles de los homicidas más buscados.

Pero aunque Brayan se entregó y dio a conocer hasta el testimonio de uno de los familiares de la víctima, que asegura que él no fue quien mató a Jonathan Boada Herrera, el juez en las audiencias de captura, decidió enviarlo a prisión para que enfrente un juicio por ese crimen.

Una fuente judicial sostuvo que las autoridades tienen el testimonio de un testigo del hecho que vincula a este hombre y otras pruebas que demostrarían su participación, por lo que serían más contundentes que las entregadas por él procesado.

El abogado de Brayan Caicedo Montañez apeló la decisión del juez y espera que en dos o tres semanas se conozca si la medida de aseguramiento es ratificada o desvirtuada.

Q’ hubo también pudo hablar con otra fuente que afirmó que este hombre estaría, presuntamente, inmerso en otro homicidio que se presentó en marzo de 2019, en el que la víctima fue Neffer Nadín Trimiño Vargas, de 41 años, en el barrio Las Américas. Por este hecho, las autoridades capturaron a Juan Camilo Ocampo Cuberos, señalado de haber participado en el crimen.

Le puede interesar: Entre los más buscados, Policía ofrece $5 millones por alias Becerro

De qué homicidio lo acusan

A Caicedo, de 21 años, lo estaban buscando por homicidio agravado, pues las autoridades lo vincularon en el asesinato de Jonathan Boada Herrera, ocurrido el domingo 14 de abril de 2019. En el hecho resultó herida la mamá de la víctima y una hija menor, que quedó cuadripléjica, según reseñó la Policía.

El día del hecho se conoció que los feligreses que asistieron a la misa de Domingo de Ramos en la iglesia María Reina, ubicada en el barrio Motilones, en la ciudadela Juan Atalaya, presenciaron el ataque a bala.

El homicidio se dio en el barrio Motilones.

La comida que disfrutaban los familiares de las víctimas frente a la vivienda, ubicada en la calle 9 entre avenidas 2 y 3, quedó regada en el andén, luego de que dos hombres, que se movilizaban en una motocicleta, cometieran el ataque.

Según algunos testigos, a las 8:40 de la noche, los pistoleros dispararon contra Jhonatan Boada, de 24 años, quien estaba visitando a su mamá, con su hija, de 7, desde el sábado.

Lea además: Primero le dispararon y luego le robaron la moto en La Fortaleza

Cuando los agresores se percataron de que Bohada quedó tendido en el piso, gravemente herido, huyeron del lugar. Al parecer, también apuntaron a propósito contra la niña y su abuela.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión