Escuchar este artículo

Lo convidaron a tomar cerveza el 31 de diciembre y nunca regresó

Los empleados de una funeraria se encargaron de transportar el cadáver hasta Medicina Legal.

El crimen de Carlos Manuel Paredes Santamaría es un misterio que su familia espera que las autoridades policiales resuelvan. A la víctima la convencieron para que se fuera en su moto desde el municipio de Durania hasta el corregimiento La Donjuana (Bochalema), el 31 de diciembre en la noche, y apareció muerto al otro día.


Lea: Así amenazaron a un exlíder comunal de Cúcuta

La duda que tienen los allegados del hombre, de 30 años, es sobre quiénes son las personas que lo invitaron para tomarse unas cervezas y que  estarían detrás del crimen. Ellos esperan que las autoridades revisen los videos de las cámaras de seguridad de La Donjuana ya que en las imágenes grabadas aquel 31 podrían aparecer los responsables.

 “A él lo convencieron para que se fuera en su moto. Carlos salió acompañado de un amigo, luego no se supo nada sobre él. Hasta que el primero de enero nos avisaron que lo habían encontrado muerto”, dijo un hermano de la víctima.

Salió de Durania

A las 8:00 de la noche de ese sábado, Paredes Santamaría se despidió de su hermano. Le pidió al amigo que lo acompañara, por lo que los dos hombres salieron en sus motocicletas hasta ese corregimiento, ubicado a varios kilómetros de Durania.

“Él salió con un amigo que no tiene nada que ver con este hecho violento. Mi hermano aceleró la marcha porque comenzaron a llamarlo  cuando iba por La Cuchilla y  La Calera, dos sectores cercanos a La Donjuana. Eso es sospechoso, por qué tenían tanto afán de encontrarse con él”, se preguntó el familiar.

Según se conoció, cuando Carlos Paredes y su acompañante llegaron al parque principal se encontraron con dos hombres, quienes le dijeron a la víctima que se fuera con ellos hasta otro lugar, al parecer, para comenzar a consumir bebidas embriagantes.


Entérese:Sin esclarecer crimen en Carora durante la madrugada del 1 de enero

Enseguida, la víctima se montó en su moto y se fue con los dos hombres, dejando a su amigo ‘plantado’. Luego no se supo nada más de él  hasta que le avisaron a la familia que habían encontrado a Carlos Manuel muerto  en el sector  La Rinconada.

“Alguien escuchó que uno de los ‘manes’ dijo: ‘este tipo no pasa de hoy’, refiriéndose a mi hermano. Luego se fueron y él apareció muerto al otro día. A las 8:40 de la noche cuando llamé a Manuel, el celular ya estaba apagado, creería que a esa hora lo asesinaron”, aseguró el allegado.

El hombre fue asesinado de seis tiros entre la cabeza y el pecho. Las autoridades al ser alertadas del hallazgo, llegaron al sitio para custodiar la escena, mientras los trabajadores de una funeraria transportaron el cadáver hasta Medicina Legal.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 4 de Enero de 2023

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión