Escuchar este artículo

Lo matamos por compinchero y sapo: asesinos de hombre en Las Mercedes

Sábado, 16 de Marzo de 2019
El tibuyano Javier Morales fue sacado por hombres armados, de la habitación hasta la sala de la casa, y le dieron cuatro tiros.

La mamá de Javier Morales Jaimes preparaba el desayuno cuando vio aproximarse a su finca a seis hombres con prendas militares y que portaban armas largas. Esa imagen fue un mal presagio por eso corrió a avisarle a Javier. 

Los recién llegados entraron hasta la habitación donde dormía, lo sacaron hasta la sala y allí le dispararon en cuatro oportunidades

Los hombres que lucían en sus uniformes brazaletes blancos, solo dijeron que “lo matamos por compinchero y sapo” y se marcharon tranquilamente. 

Lea además Una deuda y un robo, detrás de asesinato en Prados del Este

El caso se registró el miércoles 13 de marzo, hacia las 5:30 de la mañana en la vereda El Oriente, corregimiento Las Mercedes de Sardinata.

Las autoridades manifestaron que en zona rural de Sardinata, particularmente en Las Mercedes, operan guerrilleros del Eln y Epl, sin embargo no precisaron qué grupo estaría detrás de este hecho de sangre.

En el lugar del asesinato quedaron varias vainillas percutidas de fusil de asalto soviético AK-47, según la Policía. 

Un homicidio

Los familiares narraron que Javier Morales Jaimes, de 32 años, nacido en Tibú y padre de dos niños,  trabajaba en la finca paterna cultivando cacao y plátano.

Él tenía dos meses de haber llegado de Caja Seca, un sector del estado Zulia (Venezuela), donde permaneció desde 2013, a donde huyó después de dar muerte de un disparo a un hombre, quien en una riña en Las Mercedes lo había herido a cuchillo.

Le puede interesar En 24 horas, dos crímenes en zona rural de Tibú

Transcurridos seis años él regresó, cuando la situación económica se puso difícil en el vecino país, dedicándose a trabajar juicioso, permaneciendo la mayor parte del tiempo en la finca porque por los problemas del pasado no salía ni a Las Mercedes, contaron sus seres queridos.

Aseguraron sin embargo, que no creen que ese antecedente sea la causa de su muerte y se mostraron preocupados porque los uniformados que asesinaron a Javier Morales preguntaron por otro de sus ocho hermanos.

Image
La opinión
La Opinión