Escuchar este artículo

Lo mataron a bala en La Parada

Domingo, 25 de Octubre de 2020
Yorfreddy Morales Olivero recibió un disparo en la cabeza, cuando salió de su casa a trabajar.

“La Parada y Villa del Rosario están a la merced de los violentos”. Así describió un habitante de La Parada, la situación que viven los habitantes de este municipio fronterizo, donde la cadena delincuencial y criminal sigue dejando víctimas mortales.

Los criminales y delincuentes se pasean por el Municipio Histórico sin piedad, dejando a su paso miedo, incertidumbre y hasta muerte a cualquier hora del día o de la noche.

Precisamente, el crimen más reciente, se registró a las 6:05 de la mañana de ayer, cuando Yorfreddy Morales Olivero, quien arribó a La Parada desde hacía un mes.

La víctima, según familiares, salió de su casa a trabajar como vendedor ambulante, a la calle 6, del sector conocido como La Callejuela, cuando fue atacado a bala por un hombre que llegó a pie.

Un solo disparo que impactó en la cabeza de Morales le causó la muerte de manera inmediata en la escena del hecho.
 
Los vecinos del lugar, que a esa hora todavía estaban durmiendo, se despertaron por la detonación y los gritos que se empezaron a escuchar minutos después por los comerciantes y transeúntes que estaban alrededor.

Morales quedó tendido en la mitad de la carretera, por lo que los habitantes del lugar alertaron a la Policía Metropolitana de Cúcuta de lo que acababa de ocurrir, para que verificara el hecho.

Cuando los uniformados llegaron al lugar, se percataron de que Morales ya estaba muerto, por lo que de inmediato solicitaron la presencia de los miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho), para que adelantaran la inspección y el levantamiento del cadáver.

Los familiares de la víctima protagonizaron escenas de dolor al llegar a la escena del crimen y observar el cadáver de su ser querido.

Los dolientes recordaron que, desde hace cuatro años están radicados en La Parada, mientras que Yorfreddy llegó proveniente desde Maracay (Venezuela) hace un mes, huyendo de las precarias condiciones en las que vivía.

“Se vino para acá, porque allá en Venezuela estaba aguantando hambre y mire, lo mataron sin que él se metiera con alguien”, recordó una de las familiares.

Volvió el terror
Algunos vecinos del lugar donde ocurrió el crimen recordaron que la víctima vivía en una vivienda conocida como la casa del terror, por los constantes hechos violentos que se han registrado en el lugar.

Asimismo, les pidieron a las autoridades que se adelanten rigurosas investigaciones y que se haga presencia en el sector para controlar las acciones delictivas que rodean el lugar, para que no se vuelva a sentir el pánico que ha caracterizado esta zona de La Parada.

Además, se conoció que en una vivienda alrededor de donde ocurrió el crimen, constantemente hay presencia de consumidores de drogas.

“En esa casa siempre está la puerta entre abierta y se ven entrar y salir consumidores de drogas todo el tiempo. Siempre tenemos que estar llamando a la Policía”, dijo un habitante de la zona.

Alrededor del lugar donde mataron a Morales hay cámaras de seguridad en varios establecimientos comerciales, por lo que se espera que las autoridades avancen con las pesquisas e identifiquen al agresor.

“Esto genera mucho temor. Tenemos que vivir con las casas aseguradas, sin salir a la calle, porque uno no sabe en qué momento se desate una balacera entre bandas ahí y quede uno en el medio”, aseguraron los vecinos.

Otro crimen
Cabe recordar que la noche del viernes también fue asesinado Marco Antonio Cuadros Moreno, de 39 años, quien fue atacado a bala en el barrio El Páramo, de Villa del Rosario.

Aunque la víctima fue trasladada al Hospital Jorge Cristo Sahium, finalmente murió tras recibir el impacto en la cabeza.

Las autoridades avanzan en las investigaciones para esclarecer los recientes crímenes en Villa del Rosario.

Image
La opinión
La Opinión