Escuchar este artículo

Lo sacaron de su casa para matarlo con sevicia en zona rural de Cúcuta

Arnulfo Evelio Moreno Jerez recibió siete impactos de bala.

El Eln volvió a dejar su huella mortal en la zona rural de Cúcuta. La retención de Arnulfo Evelio Moreno Jerez, de 34 años, a las 9:00 de la noche del lunes, en la vereda La Punta, del corregimiento Banco de Arena, fue el presagio de que algo malo iba a suceder.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Precisamente, horas después, la víctima fue hallada sin vida, con al menos siete impactos de bala, en una vía que de Banco de Arena conduce hacia Palmarito.

Otro hombre que también había sido sacado de su vivienda por este grupo de desconocidos, fue liberado momentos después.


Lea aquí: Los balearon el fin de semana y murieron horas después en Cúcuta

Los familiares y residentes de la zona alertaron a los funcionarios de una funeraria para que se encargaran de trasladar el cadáver hasta el Instituto de Medicina Legal, en Cúcuta.

Este hecho recordó el imperio de muerte que han impuesto los grupos armados ilegales en la zona rural, pues allí los habitantes de estos apartados lugares deben atacar las normas que el Eln y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc) les imponen.

“El muchacho que mataron era trabajador, agricultor, no se metía con nadie. No se sabe concretamente por qué lo asesinaron de esa manera”, explicó un habitante del lugar del hecho.

 

Más hecho en El Infierno

A mediados de agosto, un hombre también fue asesinado en este sector, pero el cuerpo fue hallado en la vereda El Infierno, también de Banco de Arena.


Entérese: No 'coronaron' el hurto de una camioneta de alta gama en Zulima


En ese momento, el cadáver fue abandonado en la polvorienta carretera que recorre este lugar, por lo que una funeraria lo recogió y lo trasladó a Medicina Legal.

Las hipótesis de las autoridades por estos hechos de violencia siempre deducen un mismo móvil: la disputa entre los grupos armados ilegales por el control del territorio.

La zona rural de Cúcuta, al igual que Puerto Santander y la frontera con Venezuela son apetecidas por el Eln y las Agc, para ostentar su poder criminal financiado a través del narcotráfico y del cobro de extorsiones.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 7 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión