Lo seguían para matarlo

Jueves, 2 de Julio de 2020
Fue asesinado cuando se bajaba de un taxi, donde iba con unos compañeros de una fundación.

Aunque Germán Asdrúbal Gélvez Becerra le manifestó a un allegado que tenía problemas, no precisó las razones. El miércoles en la mañana, fue asesinado cuando se bajaba de un taxi, donde iba junto a unos compañeros de una fundación, para realizar una actividad en el parque principal de Villa del Rosario.

El reloj marcaba las 11:30 a.m. cuando en la carrera 6 entre calles 3 y 4 del barrio Fátima, el grupo decidió detener el taxi, tras encontrarse con un trancón y decidieron caminar una cuadra hacia el parque.

En ese instante, un pistolero, que se movilizaba junto a un cómplice en un carro, azul, se bajó y atacó a los pasajeros de la parte trasera, matando en el acto a Gélvez e hiriendo a una joven.

Germán quedó tendido a un costado de la vía, mientras que los demás y el taxista, en medio de la confusión del hecho, se dirigieron al hospital Jorge Cristo Sahium para auxiliar a la mujer.

La Opinión conoció que la fundación a la que pertenecía la víctima ayuda a niños con cáncer y perros en abandono, la cual tiene su sede en el barrio Loma de Bolívar, lugar donde tomaron el taxi hasta el municipio histórico.

Image
La opinión
La Opinión