Escuchar este artículo

Lo ultimaron mientras esperaba un almuerzo en Prados Norte

Domingo, 17 de Abril de 2022
El homicida tenía una pistola calibre 40 con silenciador. Le disparó a la cabeza

Mientras una cantidad considerable de personas almorzaban en un restaurante del barrio Prados del Norte, ubicado en la avenida 3 con calle 20AN, a una cuadra del centro comercial Unicentro, un hecho de sangre se perpetró frente a sus ojos.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

La víctima identificada como Jesús David Jaimes Herrera estaba frente al restaurante recostado en su motocicleta Yamaha, blanca, placa QCI-74F, esperando que le entregaran dos almuerzos que pagó minutos antes, cuando fue ultimado por un desconocido en la cabeza.

El caos de inmediato se apoderó del restaurante y los clientes no dudaron en esconderse y alejarse lo más pronto posible de la escena del crimen. A los pocos minutos una patrulla policial llegó al lugar y al comprobar que el hombre todavía contaba con signos vitales, lo trasladaron a un centro asistencial, sin embargo murió poco tiempo después por la pérdida de sangre y la gravedad de sus heridas.

Según testigos, el agresor tenía una pistola con silenciador y solo escucharon una pequeña detonación.


Conozca: La masacre que hace 16 años conmocionó a Cúcuta

“Estaba llegando a la esquina de la redoma donde sucedieron los hechos cuando escuché como un tote, pero de esos de bajo poder, de hecho creí que algo había pasado con una máquina del restaurante y me estaba asomando al local cuando veo al delincuente en una motocicleta huyendo en dirección a la avenida Guaimaral guardándose el arma en la pretina del pantalón”, explicó un testigo.

Image
La Brihno encontró una vainilla cerca del hecho.
 
¿Cómo era el agresor?

El homicida era de contextura robusta, al parecer, con barba y tenía una chaqueta negra, tenis y su motocicleta era también negra.

“La víctima no era de por acá del barrio porque ninguno de los clientes lo reconoció. Unos domiciliarios aseguraron que, al parecer, era el hijo del dueño de su empresa de domicilios, pero aquí no llegaron familiares”, explicó el testigo.

Aun así, luego de hablar con empleados y administrativos de la empresa de domicilios, que está ubicada a tres cuadras del lugar del hecho, ellos aseguraron enfáticamente que ninguno de sus familiares o empleados estaba herido.

“No, si escuchamos el rumor, lo decían era porque la motocicleta blanca de la víctima es parecida a una que tiene el dueño de la empresa, pero ya quedó descartada la hipótesis porque a nosotros no nos ha pasado nada”, explicó un administrativo de la empresa de domicilios.

En el lugar de los hechos, quedó la moto junto con un prolongado charco de sangre en donde cayó la víctima luego de recibir el impacto de bala. Varias patrullas y uniformados arribaron al lugar después del hecho para acordonar la calle y hacer las pesquisas respectivas.


Además lea: Los gaitanistas se quedaron sin ‘El Pollo’ en Puerto Santander

Las unidades de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brihno) encontraron una vainilla de 40 milímetros que correspondería al arma del homicida.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades no habían establecido un motivo claro del homicidio, sin embargo, es de resaltar que la víctima contaba con dos anotaciones judiciales por lesiones personales de 2020 y 2021.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda