Escuchar este artículo

Los hicieron arrodillar para matarlos en la trocha fronteriza

Quiénes eran las víctimas de la trocha fronteriza y qué ocurrió.

La madre de Brandon Stiwar Ortiz Santander, de 18 años, ayer recibió la peor noticia de su vida: a su hijo lo asesinaron a bala en la trocha El Águila.


Lea: Brayan Sánchez fue baleado en El Contento

Al conocer lo sucedido, la mujer se alistó y salió corriendo de su casa a verificar si era cierto. Al llegar a la entrada de ese paso ilegal fronterizo, que está por el Anillo Vial Oriental, justo diagonal a un reconocido centro comercial, y encontrarse con otros familiares llorando, corroboró la información y de inmediato el drama fue más fuerte.

Junto con Brandon Stiwar mataron a Manuel Jesús Quintana Vergel, de 32 años, y dejaron heridos a otros dos hombres que estaban con ellos. Dos personas más se salvaron de ser alcanzados por las balas, porque alcanzaron a correr por entre los matorrales.

El trágico hecho se presentó ayer, hacia las 12:30 de la tarde, muy cerca del río Táchira.

Entre el llanto y el dolor que sentía en ese momento, la mamá de Brandon Ortiz contó que su hijo salió de la casa, ayer, a las 6:00 de la mañana, con la ilusión de ganarse unos cuantos pesos limpiando unos ladrillos que estaban en esa trocha donde lo mataron.

Aunque a algunos familiares, según dijo la mujer, no les pareció una buena idea, Brandon salió a trabajar junto con Manuel Quintana, quien era su vecino.

Momentos de terror

Según versiones, cuando Brandon, Manuel y otras cuatro personas limpiaban unos ladrillos que encontraron amontonados entre unos escombros, para echarlos en una volqueta, aparecieron dos hombres armados, quienes comenzaron a pedirles explicación que por qué estaban ahí.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Aunque una de las víctimas les dijo a los pistoleros que ellos eran unos areneros que limpiaban los ladrillos, para luego montarlos a la volqueta y venderlos en una obra de construcción, uno de los agresores les dijo que se arrodillaran.

Los areneros, invadidos por el miedo, hicieron caso, pero a la vez que les pedían a los desconocidos que no les hicieran nada malo. En ese momento uno de los hombres armados le indicó a Quintana Vergel, a quien conocían como ‘Suso’, que se levantara porque el ‘patrón’ quería hablar con él.

Manuel Jesús se puso de pie y de inmediato acompañó al hombre, mientras que el otro pistolero cuidaba al resto del grupo. Pero ‘Suso’ solo alcanzó a dar un par de pasos, cuando el desconocido accionó su arma, matándolo sobre los escombros.

En ese instante, los otros cinco hombres que estaban con Quintana se levantaron y uno de ellos empujó a quien los cuidaba, tirándolo al piso, ahí aprovecharon para correr a diferentes lados.

Ante eso, los dos hombres armados comenzaron a dispararles a todos, logrando matar a Brandon Ortiz, mientras que otros dos quedaron heridos. Por suerte, las otras dos personas no recibieron ninguna herida y se escondieron entre el rastrojo.

Los agresores al ver lo sucedido, rápidamente huyeron hacia territorio venezolano. Minutos más tarde, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) fue alertada de lo sucedido y de inmediato enviaron varias patrullas al lugar.

Los uniformados al llegar y darse cuenta de los dos heridos, los auxilió y trasladó a diferentes centros asistenciales, pero uno de ellos estaba agonizando, porque el tiro que recibió en la cabeza provocó daños graves.

Cuando las autoridades comenzaron a indagar por lo sucedido, conocieron que, “ellos se arrodillaron, les hicieron caso, pero cuando vieron que los iban a matar salieron corriendo, a Brandon y Manuel les pegaron unos tiros y los mataron ahí mismo, a otros dos pelados los hirieron, el resto se escondió en el monte”, sostuvo un familiar de las víctimas.

El coronel Juan Carlos Ramírez, comandante de la Mecuc, aseguró que sus hombres ya están trabajando en la identificación de los asesinos.

Un hijo ejemplar

La mamá y una tía de Brandon Stiwar recordaran siempre al joven como una persona ejemplar, que estuvo atento a su familia.

Las mujeres indicaron que la víctima mortal había llegado el miércoles a Cúcuta, luego de vivir durante seis meses en Bogotá.

En la capital del país Brandon Ortiz trabajaba como celador, pero un día quiso volver a Cúcuta para estar de nuevo con su familia, relató su madre.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 19 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión