Escuchar este artículo

Los Muletos se disputaban territorios de Cúcuta para vender drogas

Lunes, 8 de Octubre de 2018
Delinquían en los barrios La Ínsula, Panamericano y Aeropuerto.

Según las autoridades, las cuatro personas capturadas recientemente, señaladas de pertenecer a una banda de microtraficantes de drogas, se ganaban al menos $3 millones diarios. Sin embargo, ayer, mientras eran presentados ante los medios de comunicación no demostraban que tal riqueza les hubiera hecho provecho.  

Junior Alejandro Duzarán Mora, el Burro, cabecilla de la banda; Jenny Yorle Parada Moncada y Henry Martínez Gallego, el Jorobado, caminaban junto a dos uniformados de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, con sus manos esposadas, alejados del imperio delictivo que construyeron con la droga.

Entre los detenidos se cruzaban miradas de nerviosismo y mientras eran fotografiados intentaban conversar para evadir la atención.

Los tres capturados, junto a Adrián José Trujillo Ramírez, el Menor, fueron enviados a la cárcel por un juez, luego de quedar a disposición de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía, por el delito de fabricación, porte o tráfico de estupefacientes.

La investigación

Los policías de la Sijín le siguieron el rastro a esta banda conocida como Los Muletos, desde febrero de este año, cuando recibieron información de algunas personas sobre los movimientos para vender las drogas en los barrios La Ínsula, Panamericano y Aeropuerto.

Hasta esta zona, fortín de los microtraficantes, se infiltraron algunos uniformados de civil, haciéndose pasar como consumidores, para identificar a los integrantes de la organización y conocer la manera como delinquían, vendiendo la droga a domicilio y en tres casas que funcionaban como ‘ollas’, donde se expendían las dosis.

“Los investigadores continuaron las pesquisas para determinar qué banda criminal surtía a Los Muletos de droga y de esta manera, seguirles la pista a otros miembros de la red de microtráfico que hacen falta por capturar”, señala el comunicado policial.

Disputa a sangre y fuego

En la zona donde confluyen Los Muletos se registraron algunos homicidios a principios de este año. Razón por la cual,  las autoridades no descartan que una posible disputa del territorio haya generado estos crímenes.

En la noche del martes 17 de abril, un hombre llegó hasta la avenida 7 con calle 0B de La Ínsula donde estaba un grupo de amigos reunido y lo atacó a balazos de manera indiscriminada. El saldo fue un muerto y dos heridos.

Sergio Andrés Gualdrón Niño, de 27 años, murió, mientras que Juan Camilo Durango López, de 20, y Ángelo González Rodríguez, de 30, quedaron heridos. 

El hecho ocurrió por la disputa de ese lugar.

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda