Escuchar este artículo

Los rastros de un homicidio en San Luis

Miércoles, 22 de Diciembre de 2021
Franklin José Páez Solórzano recibió tres impactos de bala.

Los videos de las diferentes cámaras de seguridad que están instaladas alrededor de la avenida 3 entre calles 17 y 18, del barrio San Luis, son las evidencias más claras que tienen los investigadores judiciales para identificar a los autores del crimen de Franklin José Páez Solórzano.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

A las 9:25 de la mañana de ayer, un pistolero se bajó de una motocicleta marca Kawasaki KLR 650, color negro, y cuando se percató de que su objetivo salía de un taller de mecánica automotriz, junto con otros dos hombres, de inmediato sacó una pistola, se le acercó a la víctima y empezó a dispararle de manera indiscriminada.

El agresor vestía una camisa blanca y gorra, y sin ningún temor ni reparo, disparó en varias oportunidades contra Páez Solórzano, quien cayó gravemente herido.

Cuando el homicida se percató de que la víctima quedó agonizante, corrió hacia la esquina de la calle 17, donde lo esperaba su cómplice en la motocicleta de alto cilindraje para huir del lugar.

Los amigos de Franklin José lo trasladaron en un carro marca Mercedes Benz, de placas venezolanas, a una clínica cercana, donde murió, tras recibir tres disparos en el hombro izquierdo.


Lea también: Atentado contra aeropuerto de Cúcuta habría sido planeado en Venezuela


Según se conoció, Páez arribó al lugar donde fue atacado a bala, donde funciona un taller de mecánica automotriz a la espera de un vehículo que tenía arreglando.

“Como todavía no estaba arreglado el carro por el que venía, él dijo que salieran a desayunar y justo cuando iban hacia el carro, le dispararon”, explicó una fuente judicial.

El lugar del crimen fue custodiado rápidamente por un grupo de uniformados para iniciar las pesquisas y conocer detalles de lo sucedido, pues a pesar de que ocurrió a cinco cuadras del comando de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), no tenían mayores detalles.

Cuando los investigadores de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) se encargaban de la inspección técnica en el sitio, conocieron que una motocicleta con características similares a la que usaron los homicidas en el hecho, se estrelló en la Diagonal Santander con avenida 1.

homicidio

Los policías que arribaron al lugar donde estaba la moto golpeada, encontraron un celular, pero de los pistoleros no tuvieron rastro.

Precisamente, el equipo móvil también será analizado por los investigadores para conocer más información sobre el crimen.

Las autoridades inmovilizaron la motocicleta con placas al parecer adulteradas, para adelantar una muestra de dactiloscopia y así encontrar cualquier huella que permita avanzar en la identificación de los agresores.

 

El carro

Un hombre que acompañaba a la víctima en el momento en el que fue atacada a balazos y que también lo trasladó a la clínica, extrañamente abandonó el vehículo en la calle 18S con avenida 9, del barrio Llano Grande, en Los Patios.

Las autoridades adelantaron la inspección del vehículo y esperaron a que el dueño apareciera para devolvérselo.

homicidio

Sin embargo, los investigadores judiciales tendrán que esclarecer por qué el carro apareció en este lugar y fue abandonado por sus ocupantes.

 

¿Quién era?

Extraoficialmente se conoció que Franklin Páez Solórzano, oriundo de Venezuela, trabajaba arreglando las computadoras de los vehículos y que justamente en el lugar donde fue atacado a bala lo conocían por esta labor.

“A él lo llamaban cuando habían trabajos de este tipo, entonces era conocido en el lugar”, dijo una fuente judicial cercana de las pesquisas.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda