Escuchar este artículo

Los rastros que dejó el ataque con una granada en Sevilla

Sábado, 23 de Octubre de 2021
Dos consumidores de drogas resultaron heridos.

Los consumidores de drogas que frecuentan el canal de aguas lluvias que atraviesa la avenida Camilo Daza, saben que a diario está latente la amenaza de muerte que una banda de microtráfico les hizo

Lea aquí: Un policía enfrentó a pistolero que baleó a habitantes de calle

Por eso, cuando alguien se acerca a este lugar, todos se ponen alertas, se mueven rápidamente de un lado a otro y tratan de ubicar un lugar seguro, antes de mirarle la cara al intruso.

Cuando se percatan de que el peligro no los rodea, muestran tranquilamente los elementos que siempre tienen a la mano para consumir las diferentes sustancias de estupefacientes. Un encendedor y un cigarrillo en cada mano complementan la imagen.

explosivos

*Camila permanecía ayer resguardándose de los fuertes rayos del sol, debajo de una estructura que rodea el canal, fumándose un cigarrillo y acostada sobre un pedazo de cartón.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC

Ella estuvo la noche del jueves, cuando a las 7:10 p. m., un hombre se acercó al canal y lanzó una granada de fragmentación, debajo de un puente que rodea a este lugar, dejando pánico y a Camilo Andrés Marín García y a Yendry Gregorio Olivo Márquez, heridos, por lo que tuvieron que ser trasladados al Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde aún reciben atención.

explosivos

Entre risas, invadidas de nervios y con evidentes gestos de estar bajo los efectos de las drogas, la mujer, de al menos 30 años, giró su cuerpo tratando de señalar el lugar donde quedó un hueco tras la explosión.

Aseguró que todos los consumidores de drogas que estaban en ese momento corrieron a buscar un lugar seguro y que nuevamente, sabían que habían venido a cumplir la amenaza: “nos quieren matar a punta de granadas”.

*Carlos, otro consumidor que frecuenta este lugar, no dudó en acercarse hacia donde estaba la mujer y confirmó esta versión.

explosivos

“Ustedes ya saben quién nos quiere hacer eso, pero no hay que tenerle miedo a la muerte, eso es de todos los días”, dijo mientras encendía un cigarrillo.

Los dos habitantes de calle coincidieron, sin entregar detalles, que un hombre que lidera una banda de microtráfico alrededor del barrio Sevilla, es el responsable de la amenaza y de los atentados que se han cometido en este lugar.

Lea también: Lo señalan de violar a una niña de 12 años

Todo por cuenta de hacerles cumplir la orden de que tienen que comprarle las dosis de drogas y rendirle cuentas.

Las bandas

Precisamente, esta versión se relaciona con la hipótesis que entregó el general Óscar Moreno, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, quien arribó al lugar del ataque y aseguró que, el hecho corresponde a una disputa entre dos bandas de microtráfico, dirigidas por alias Baloyes y otra por un hombre conocido como ‘Bambam’.

“Este es un escenario de tráfico de estupefacientes entre el grupo delincuencial de ‘Baloyes’ y ‘Bambam’, criminales que han sido capturados y que salieron de la cárcel por vencimiento de términos y nuevamente están en la disputa de este escenario potencial de tráfico de drogas. Ahí estaremos con toda la disposición y las capacidades institucionales para capturarlos”, dijo el oficial.

El general Moreno se refirió a Rafael Vanegas Díaz, ‘Baloyes’, quien el 16 de junio de este año, quedó libre por vencimiento de términos, luego de haber sido recapturado en septiembre de 2020, cuando la Policía le halló una granada, munición, un chaleco antibalas y dinero en efectivo, en una casa del barrio García Herreros.

‘Baloyes’ es señalado por las autoridades de crear un imperio del microtráfico por los nexos que tuvo con Ronald Rincón Reyes, jefe de la oficina de sicarios La R, asesinado en julio del año pasado en zona rural de Aguaclara.

Según el reporte de las autoridades, mientras que ‘La R’ consolidaba los negocios de narcotráfico con el Eln, Vanegas Díaz aprovechó el patrocinio de su compinche y empezó a extender el microtráfico en las comunas 6, 7 y 8, donde se apoderó de las ventas y los expendios de drogas.

“‘Baloyes’ inicialmente lideraba una estructura que se conoce como ‘Los de la Cruz’, dedicada al microtráfico y el homicidio, en los barrios Cerro Norte y Antonia Santos. Luego, ‘La R’ lo patrocinó con abundante cantidad de droga y hombres y así extendió el negocio en las comunas”, explicó una fuente judicial en ese momento.

Juan de Dios Bautista Martínez, ‘Bambam’, es un hombre que según la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) se dedicaba a cometer homicidios y a extorsionar a los comerciantes.

El hombre, que inició su carrera delincuencial a los 12 años, se había convertido en una amenaza debido al terror que sembró entre los habitantes de la ciudadela Juan Atalaya, en Cerro la Cruz, Cerro Norte y en el barrio Sevilla.

Sus inicios en la delincuencia se dieron en el robo y la venta de droga por menudeo. Bautista, que se acerca a los 20 años, se hacía pasar por miembro del Epl para intimidar a sus víctimas.

Sin embargo, ‘Bambam’ fue capturado en Venezuela en 2018 y, al parecer, recobró su libertad y regresó a Cúcuta para seguir delinquiendo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas