Escuchar este artículo

Los recientes ataques son para distraer al Ejército: experto

Viernes, 28 de Enero de 2022
En Ocaña y Aguachica resultaron 22 militares heridos por atentados.

Cuando los grupos ilegales quieren demostrar el poder armado que tienen por encima de las autoridades en Norte de Santander, siempre se les hace fácil, generando terror y manteniendo a la población bajo el retumbar de las balas y de las explosiones, que son las mejores marcas que tienen la disidencia del Frente 33 de las Farc y el Ejército de Liberación Nacional (Eln).


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Los simultáneos ataques que se registraron la madrugada de este jueves, en Norte de Santander, Cesar, Cauca, Valle del Cauca y Antioquia, donde un soldado perdió la vida y otros más resultaron heridos, pusieron en jaque las acciones de la Fuerza Pública, sumado a la delicada situación de orden público que se vive en la frontera entre Arauca y Venezuela.

Precisamente, los hechos que se han registrado entre la disidencia de las Farc y el Eln, en zona de frontera con Arauca, ha traído repercusiones violentas en Norte de Santander.

Para un experto en análisis de seguridad, que pidió reserva de su identidad, los ataques que se dieron la madrugada de ayer en las instalaciones del Batallón de Infantería General Francisco de Paula Santander, en Ocaña; y en la base militar El 27, de Aguachica, son acciones que buscan distraer el refuerzo militar que se tiene en Arauca actualmente.


Lea también: Eran 'maleteros' los tres hombres asesinados en trocha 'La Isla'

 

“Esto también tiene una connotación militar, porque al golpear las instalaciones en Norte de Santander y el Cesar, que son jurisdicción de la Segunda División del Ejército, al igual que Arauca, obliga a que baje la presión de las tropas en la frontera con Venezuela”, dijo el experto.

Para el analista, la guerra a sangre y fuego que se está librando en Arauca se está extendiendo y continuará marcando esa huella criminal en Norte de Santander, por las intenciones de la disidencia de las Farc de dominar el narcotráfico.

“Esta zona del país es apetecida por los grupos que se financian del narcotráfico, por el Oleoducto Caño Limón Coveñas y las vías para el transporte de la droga. Por eso, estas acciones continuarán en torno al eje financiero de estos grupos ilegales”, dijo.
 

Image
explosivos

Versión del Ejército
El general Omar Sepúlveda, comandante de la Segunda División del Ejército, atribuyó los ataques en Aguachica y Ocaña, al Eln.
El oficial dijo que el ataque con artefactos explosivos en las instalaciones militares de Aguachica dejó a 20 soldados heridos, dos de ellos de gravedad.

Los explosivos cayeron en dos alojamientos donde descansaban los militares. Los dos heridos graves tuvieron que ser trasladados al hospital de Aguachica y posteriormente remitidos a otros centros médicos.

Entre tanto, en Ocaña resultó herido un suboficial en medio del ataque con varios artefactos explosivos que fueron lanzados desde una volqueta hacia las instalaciones del batallón. Además, hubo afectaciones en las casas fiscales.

Sin embargo, el médico Juan Carlos Sierra, coordinador de Urgencias del Hospital Emiro Quintero Cañizares, de Ocaña, aseguró que en la madrugada ingresaron tres personas afectadas por un artefacto explosivo.


Lea aquí: 'El que mató al intendente Paredes es un reconocido delincuente' 

 

“Una de ellas corresponde a una mujer de 24 semanas de gestación, a la que los especialistas le descartaron algún compromiso de los tejidos blandos. El feto se encuentra en buen estado general y se dio de alta”, señaló el funcionario hospitalario.

Los otros dos pacientes fueron remitidos a la sala de trauma, uno de ellos de 18 años, con heridas en el rostro y las manos. El segundo, de 40 años, tuvo un trauma en el cráneo, hombro y rodilla izquierda por efecto de la onda explosiva.

Asimismo, en San Calixto, Convención y Hacarí también fueron hostigadas las instalaciones policiales.

El general Sepúlveda rechazó los ataques y aseguró que en medio de una “deuda de honor”, seguirán combatiendo al Eln para capturar a los responsables de estos hechos.

Reacciones
Deisy Mabel Díaz Torrado, defensora regional del Pueblo, rechazó los ataques que se dieron en Ocaña, San Calixto y Convención. “Están vigentes las alertas tempranas para estas regiones y hacemos un seguimiento a la situación de riesgo advertida y los mecanismos de prevención implementados por las instituciones”, dijo.

Precisó que en lo corrido del año también se han registrado hostigamientos en El Tarra y Hacarí, lo que amerita acciones encaminadas a la defensa de los derechos humanos para mitigar los riesgos entre los habitantes de la zona.

Image
consejo de seguridad

El defensor de los Derechos Humanos, Nelson Enrique Arévalo Carrascal, también se unió a los rechazos de los hechos violentos e hizo un vehemente llamado a los grupos alzados en armas para que cesen su accionar en aras de una convivencia pacífica de los pueblos. 

Agregó que la arremetida obedece al estado de descomposición de la sociedad. “Que las entidades competentes para acabar con la corrupción no funcionen, es un hecho violento. El llamado es que todos los organismos de control operen, pues la inseguridad registrada en la región es por cuenta de ese flagelo que carcome los principios”.

El ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, adelantó un consejo de seguridad en Ocaña, junto con la cúpula de Policía y Ejército y posteriormente se trasladó a Aguachica, para visitar las instalaciones militares.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda